jueves, 9 de abril de 2015

Idiotphones

Muy buenas,
Hasta ahora me he resistido a pagar, prácticamente, nada en tema de telefonía.
Mis móviles han sido siempre de trabajo (tarjeta SIM dual de empresa/particular) y tengo una tarifa de empresa (con voz pero NO datos) con Movistar por la que pago facturas ridículas:
...
Nokia 2323 Classic:
http://fi.wikipedia.org/wiki/Nokia_2323
http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_Nokia_products#Nokia_2xxx_.E2.80.93_Basic_series_.281994.E2.80.932010.29 



Nokia 3109 Classic:
http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_Nokia_products#Nokia_3xxx_.E2.80.93_Expression_series_.281997.E2.80.932009.29
...
Empecé a usar emails y Whatsapp con un Nokia E52 conectado a Wifi (tanto en el curro como en casa):
http://en.wikipedia.org/wiki/Nokia_E52/E55



Al poco tiempo pasé a un Nokia E6 con teclado Querty:
http://en.wikipedia.org/wiki/Nokia_E6



Durante el tiempo que he estado sin móvil de empresa he usado un Nokia 6500 Classic:
http://en.wikipedia.org/wiki/Nokia_6500_classic



Y aquí vienen mis primeros gastos en teléfonos. Por empeño de mi padre, he acabado comprando:
Un I-Joy I-Call 350 de la promoción de El País:
http://www.i-joy.es/i-call-350-35-dual-core/



Y un Avenzo Xirius 5 también de la promoción de El País:
http://www.xiriuspace.com/smartphone-avenzo-xirius-5/

Y ésto es lo que uso en espera de lo que me pongan (móvil de empresa con tarifa de datos?) en el nuevo trabajo:
http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com.es/2015/03/administrador-de-sistemas-para-xenon.html

P.D: Lo siento, sigo pensando que no son más que "juguetes para niños y anafabetos digitales":
http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com.es/2013/05/grilletes-electronicos.html
Alguién se ha dado cuenta de lo que cuesta hacer NADA (copiar y pegar textos, URLs, fotos,..., añadir anexos, escribir un texto a la primera, navegar por una web, buscar entre el correo recibido,...) con semejantes trastos?!? Donde estén mi PC, portátil, cámara de fotos, GPS, Mp3,...

Actualización a 10/04/2015: Que por qué un Mp3?!? No, por naada...
http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com.es/2015/04/escuchar-musica-de-calidad-en-calidad.html

P.S: Qué asco, Dioz!
http://www.forbes.es/actualizacion/3546/cosas-que-no-sabias-que-tu-iphone-podia-hacer/

Actualización a 21/04/2015: Para colmo, el hijoputa no me entra en la guantera central del S2000!
http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com.es/2013/07/honda-s2000-en-estado-puro.html



En fin...

Actualización a 05/05/2015: Marca española (BQ) que me han comentado los compis del curso de Seguridad Informática de ASLE (http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com.es/2014/07/curso-de-seguridad-informatica-en-asle.html):
http://www.bq.com/es/

Actualización a 13/05/2015: Mal!
http://www.20minutos.es/noticia/2458991/0/comunicacion-medios/the-guardian-new-york-times/publican-facebook/ 
Nueve medios de comunicación comienzan a publicar artículos directamente en Facebook
-The New York Times, The Guardian, NBC News, National Geographic y los europeos BBC News, Spiegel y Bild colgarán con sus contenidos en Facebook.
-En próximas semanas comenzarán a utilizar la herramienta de publicación directa en Facebook otros medios, incluidos algunos de España.
-El objetivo es que las noticias no tarden tanto en cargarse a través de los smartphones, pero las visitas solo contarán para Facebook.
Ajá... O sea que, definitivamente, los móviles no sirven para navegr por Internet ni hacer más cosas que podíamos con el ordenador, Mp3, cámara de fotos, GPS,... y ahora debemos adaptar lo que podemos o no hacer a nuestros nuevos "juguetitos", verdad?
http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com.es/2013/07/alternativas-google-facebook-o-apple.html
http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com.es/2013/05/grilletes-electronicos.html
Que os jodan!

Actualización a 18/05/2015: Ayer, en la exposición Mendia del Museo de San Telmo:
http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com.es/2014/03/bilbao-mendi-film-festival-y.html 
http://www.santelmomuseoa.com/index.php?option=com_flexicontent&view=items&cid=33&id=8524&Itemid=221&lang=es
Mendia
La exposición Mendia trata el montañismo vasco desde su dimensión deportiva, social y cultural. Recoge no sólo los hitos históricos y deportivos del montañismo, sino también la extraordinaria popularidad de esta práctica en la sociedad vasca, la identificación con unos valores, con un empeño colectivo, con aspectos culturales, políticos, religiosos, sociales… El relato, que se presenta en cuatro ámbitos, sigue la historia del montañismo, pero no la subraya cronológicamente.
-Del 21 de febrero al 18 de mayo de 2015
-De martes a domingo de 10:00 a 20:00 (Abierta el lunes 18 de mayo)
-Martes entrada gratuita 


Actualización a 24/05/2015:
http://www.finanzas.com/xl-semanal/conocer/20150517/nueve-objetos-smartphone-llevo-8471.html
Nueve objetos que el 'smartphone' se llevó por delante
17/05/2015 - 00:00 F.U. - XL Semanal
La Agenda, los mapas, la cámara de fotos o los cuadernos caben en el mismo bolsillo. ¿Para qué comprar más trastos?

España es campeón en teléfonos móviles: hay más líneas que españoles. El 81 por ciento de nuestros móviles son smartphones, según el último informe de Fundación Telefónica. Ese estudio también revela que en nuestro país existen 23 millones de usuarios activos de aplicaciones, que realizan 3,8 millones de descargas diarias. Y nos conectamos con nuestros smartphones una media de 90 minutos diarios. Hacemos tantas cosas con el teléfono que estos aparatos se están llevando por delante otros inventos que vivieron sus momentos de gloria hace poco tiempo, como los reproductores de música MP3 y MP4, las cámaras compactas de fotografía o los GPS. Quizá al propio smartphone le quede poca vida: en Francia han inventado uno que es un holograma que se proyecta sobre la piel. Más ligero, imposible.

Bloc de notas: Con aplicaciones como Ever Note, Springpad o Catch se puede organizar la información en carpetas, crear listas de tareas, añadir fotos, sincronizar con redes sociales... El cuaderno tradicional queda noqueado ante ellas.

Teléfono fijo: Desde 2006 hay en España más líneas de teléfono móvil (más de 53 millones) que habitantes. Los teléfonos fijos (menos de la mitad de los habitantes de España) son cosa del pasado.

Consolas portátiles: Difícil competir con juegos adictivos como Candy Crush, pasatiempo diario de casi 100 millones de usuarios en el mundo. De ellos, 1,2 de españoles, de los que el 70 por ciento son mujeres. Los europeos juegan con el móvil, sobre todo, camino del trabajo.

Cámaras compactas: Nokia fue el primero en introducir la cámara en el teléfono. Su idea ha transformado hábitos: ahora, las fotos se hacen y se comparten inmediatamente. Los fabricantes de smartphones batallan para sobresalir en la calidad de sus fotos.

DVD: Los más jóvenes ven películas y series de televisión en sus smartphones. Hay muchas aplicaciones que permiten una programación a la carta a la que se acostumbran cada vez más espectadores.

Calendarios y agendas: Recordatorios; alertas; vista diaria, semanal o mensual; códigos de colores; mensajes de voz; sincronización con otros dispositivos... Las muchas posibilidades de estas agendas casi han liquidado a las de papel.

Tarjetas de crédito: Según un estudio de IAB Spain, el 8 por ciento de los dueños de smartphones en España ya han realizado pagos a través del móvil. El 67 por ciento todavía no lo ha hecho, pero sabe que puede hacerlo. Es una tendencia en alza.

Navegador GPS: Además de llevarte adonde le pidas, hay aplicaciones que te indican las constelaciones y satélites, miden la altura de árboles y edificios... Y también los smartphones llevan incluida la brújula.

Reproductor de música: El iPhone se ha comido al Ipod. En 2008, se vendieron 55 millones de iPods. En 2014 las ventas del reproductor musical de Apple cayeron ¡un 52 por ciento! Ahora es algo residual (el 2 por ciento de sus ventas): el rey es el iPhone, con un 56,4 por ciento.
Pues ná, pal que lo quiera así.


Actualización a 15/07/2015: Joer, ando mosqueao porque Telefónica me ha puesto conexión de datos sin haberla pedido. Voy  andar al loro de las siguientes facturas por si les tengo que pegar un grito.


Al loro con ciertas "noticias" con las que me he topao y, como dice Arturo Pérez-Reverte, hace que me gotée el colmillo!
http://www.gonzoo.com/flash/noticia/en-rusia-crean-una-guia-para-evitar-las-muertes-por-selfie-o-por-usar-el-paloselfie-7230/
Redes
En Rusia crean una guía para evitar las muertes por selfie (o por usar el paloselfie)
Las muertes por selfie en Rusia se han disparado, no es el único país aquejado por este problema tan actual, pero sí el que más casos ha sufrido por el momento. Nadie sabe que lleva a los rusos a ser tan temerarios con esto de las autofotos pero bueno, a nadie le viene mal recordar un poco 'como hacerse un selfie de forma responsable'.

Solo en el último año una decena de personas ha muerto y más de cien resultaron heridas en Rusia por ser demasiado temerarias a la hora de hacerse una foto con su móvil o cámara. Por ejemplo, una joven de 17 años murió al intentar hacerse un selfie en un puente con la sensación de estar cayendo, perdió el equilibro y murió electrocutada al intentar agarrarse a unos cables.

Un problema tan moderno como preocupante que ha llevado a las autoridades rusas a crear una guía de buenos hábitos para que este tipo de accidentes no vuelvan a ocurrir.

Para ello han optado con una serie de señales icónicas al estilo de las que existen en metros o coches. Pero con la peculiaridad de que en estas siempre hay una cámara o un móvil por medio. Según el Ministerio de Interior ruso, las imágenes están inspiradas en casos reales, o sea que ya ha habido gente accidentada por intentar hacerse un selfie al lado de un animal salvaje o en las vías del tren.

De momento ningún otro país ha llegado al extremo de los rusos pero no es algo que se descarte a medio o largo plazo. Sí, ha llegado el momento en el que las redes han ocupado tanto nuestras vidas que nos jugamos todo por unos cuantos likes. Al menos los rusos lo tienen claro en su guía: "Tu salud y tu vida valen más que un millón de 'Me gusta' en las redes sociales".


Me troncho!


Actualización a 21/07/2015: Me encanta! A ver si la evolución vuelve a entrar en juego! Ja, ja, ja!!!
http://blog.pantallasamigas.net/2015/06/pantallasamigas-alerta-sobre-el-numero-creciente-de-accidentes-sufridos-por-peatones-distraidos-con-sus-celulares/ 
PantallasAmigas alerta sobre el número creciente de accidentes sufridos por peatones distraídos con sus celulares
03/06/2015 por PantallasAmigas

Más del 20% de atropellos que se producen en los países desarrollados son producto de las imprudencias cometidas por peatones, la gran mayoría provocados por despistes con el teléfono móvil.

Cada vez son más las personas que no pueden separarse ni un instante de su smartphone, pendientes de las redes sociales o las aplicaciones de su dispositivo constantemente, aumentando así las distracciones y con ello el peligro de que ocurra un accidente, en caso de que ese uso se haga de manera inadecuada. Las nuevas aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp o Line han triplicado los riesgos en la conducción, según un  estudio de la Institute of Advanced Motorist.

Está claro que utilizar un dispositivo móvil al volante es un acto de temeridad que puede tener consecuencias muy graves. Sin embargo, en los últimos meses también se está detectando un aumento exponencial de accidentes por culpa de peatones que utilizan el teléfono móvil de manera imprudente.

El uso del smartphone por parte de viandantes se ha convertido en un nuevo factor de riesgo, debido a los despistes que producen la gran cantidad de acciones que se pueden llevar a cabo con el mismo. Enviar mensajes de texto, consultar las redes sociales, escuchar música, navegar por internet, tomar fotografías, realizar grabaciones de vídeo o usar cualquiera de las aplicaciones son actos que pueden provocar el atropello del más despistado.

Un estudio elaborado por la prestigiosa publicación British Medical Journal (BMJ) desveló que en los países desarrollados el el 20% de los atropellos que se producen sean a causa de despistes provocados por peatones.

Así las cosas, los datos indican que el  98% de esos accidentes culpa de peatones son por uso del smartphone, lo que demuestra que teclear multiplica las posibilidades de ser atropellado, ya sea por no hacer caso a las señales, por no mirar a los lados o por circular por donde no es debido. Estos viandantes descuidados tardan mucho más en cruzar la calle y lo hacen sin atender debidamente a lo que ocurre a su alrededor.

La nueva moda los selfies ha agravado el problema. La obsesión por lograr la autofoto más impactante y viral obliga muchas veces a llegar al límite, provocando situaciones muy peligrosas tanto para conductores como para peatones.

Desde PantallasAmigas ya hemos reflexionado anteriormente sobre los problemas que pueden derivar del uso abusivo de los smartphones. En nuestro trabajo con niños, niñas y adolescentes estamos observando ya estos comportamientos de riesgo que tratamos de prevenir con mensajes como el del vídeo que presentamos a continuación, bajo el nombre “Peatones y Smartphones”.

Esta animación supone un recurso educativo audiovisual para la concienciación sobre el riesgo que conlleva no utilizar el celular de manera responsable cuando estamos en la vía pública y cuenta para su difusión con el apoyo de la Dirección de Tráfico del Gobierno Vasco.

P.D: Ocurre EXACTAMENTE lo mismo en el curro!
http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com.es/2014/04/currando-en-la-estiba-del-puerto-de.html
Es una cuestión de SIMPLE sentido común y prioridades pero la gente no parece tenerlo muy claro.


Actualización a 22/07/2015: Llevo tiempo dándole vueltas a la idea y veo que hay ALGO pero no EXACTAMENTE lo que quiero:








Algo haré. Entre otras cosas, una camiseta (http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com.es/2013/09/camisetas-customizadas-bajo-pedido.html) para cuando esté de vacaciones (http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com.es/2013/08/planificar-viaje.html) por ahí.


Actualización a 06/08/2015: Ayer estuve echando fotos con el móvil en la playa y, luego, de noche:




Anda que, si llego a tener la cámara de fotos...


Actualización a 19/09/2015: Casi que me alegro, oye:
http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2015/09/15/actualidad/1442327365_650658.html
VIRUS INFORMÁTICOS
Los móviles, objetivo de los virus
-El número de 'malware' para teléfonos crece exponencialmente y empieza a centrar el interés de las mafias de ciberdelincuentes y las empresas de seguridad
Daniel Verdú Barcelona 19 SEP 2015 - 12:51 CEST

Más de 1.500 millones de smartphones están conectados a Internet en el mundo. Y, al menos, unos 16 millones, según un estudio de 2014, están infectados. Son la puerta de entrada a cuentas bancarias, comunicaciones y a nuestras vidas. Y según todos los expertos, el número de virus para móviles empieza a equipararse al de los ordenadores convencionales. Son fácilmente manipulables, están conectados 24 horas sobre siete días a la semana a Internet y no generan la misma sensación de peligro en los usuarios que las computadoras. Ninguna marca escapa a la amenaza. Hace un mes, Apple sufrió el mayor robo de cuentas detectado en sus dispositivos: 225.000 terminales hackeados. El móvil empieza a ser el gran negocio de la ciberdelincuencia.

Alrededor del 60% de la navegación en Internet se produce a través de móviles, y la cifra crece en paralelo al malware que se crea a diario. Kaspersky, una de las mayores empresas de seguridad informática del mundo, detectó en 2014 30.849 nuevos programas nocivos para este tipo de dispositivos. Pero la cifra alcanzó los 103.072 en el primer trimestre de este año y los 291.887 en el segundo. Buscan dinero rápido: contraseñas bancarias o rescates. Aunque aumentan los ataques a la privacidad. Como señala Dani Creus, investigador de malware de Kasperski, el exceso de confianza es la vía de entrada. “Con los ordenadores estamos empezando a tener consciencia de seguridad. Pero con los móviles no hay la percepción de riesgo y las víctimas son más descuidadas”, sostiene.

Durante un tiempo, la puerta de entrada de este tipo de software malicioso fueron fundamentalmente troyanos introducidos por SMS. Sin embargo, actualmente las aplicaciones que ocultan un virus bajo una apariencia inofensiva lideran con un 44,6% —según Kaspersky— el ránking en el segundo trimestre de detecciones en 2015. Esas aplicaciones ya no solo se encuentran fuera de de las tiendas oficiales, el año pasado la empresa de seguridad RiskIQ alertaba de que este tipo de programas maliciosos había crecido hasta un 400% dentro de la mercados oficiales como Google Play. “Esta tienda oficial tiene alrededor de 1 millón de aplicaciones y sube entre 2.000 y 3.000 diariamente. Su ciclo de vida es tan rápido que no siempre se tiene la posibilidad de chequear”, señala Adolfo Hernández, Subdirector y cofundador de THIBER, think tank de referencia en la protección y defensa del ciberespacio.

Google responde a EL PAÍS y señala que de los 1.000 millones de terminales que usan Android, solo un 1% instaló programas potencialmente maliciosos (en total 10 millones de usuarios). De esos, aseguran, solamente el 0,15% se infectó con aplicaciones descargadas de la tienda oficial de Google Play (1,5 millones). “Estamos comprometidos con proveer una experiencia segura a los usuarios de Android. Verify Apps, por ejemplo, es una un servicio de Google Play que escanea aplicaciones descargadas de otras webs y marca todos las sospechosas”, explican.

Pero también hay otras formas de contagio. La segunda más empleada se base en software de adware. Es decir, anuncios que aparecen insistentemente en nuestra pantalla tras visitar páginas comprometidas y en los que el ciberdelincuente se lleva una comisión. U otras tan simples como que usted llegue a un aeropuerto, seleccione una red con el nombre Free Wifi y se conecte a su Facebook, banco o correo electrónico a través del móvil. En ese momento, alguien, desde otro lugar o instalado ahí mismo, podrá robarle todos los datos de su teléfono. Solo tiene que compartir su Red y cambiarle el nombre para que usted piense que es un servicio seguro del aeropuerto.

Los grupos de ciberdelincuentes se organizan como empresas convencionales: desarrollan sus programas muy rápido y son altamente eficientes en su proyecto financiero. Su estructura suele estar formada por tres capas, señalan en Thiber. La baja, donde están los miembros que infectan y desarrollan el malware; la capa intermedia, donde se encuentran los analistas que tratan la información que reciben para separar aquella que es lucrativa y la que es pura morralla; y la alta, donde se sitúan los inversores que dan soporte a toda la infraestructura y quienes recogen la mayor parte del beneficio (normalmente en países del este como Rusia o Ucrania). “Es un negocio muy lucrativo”, insiste Adolfo Hernández.

Con este auge imparable caen también mitos como los que aseguraban que Apple eran más seguros. Es cierto, que su sistema operativo es algo más complicado de hackear, pero según todos los expertos el hecho de que sufran menos contagios se debe básicamente a que el mercado está copado por Android (que atrae el 98% de todos los ataques) y el delito resulta más rentable. El mes pasado un virus llamado Key Raider infectó a 225.000 terminales (iPad y iPhone) liberados a través de jailbreak [los usuarios los hacen para acceder a software gratis fuera de la tienda oficial] de la marca de la manzana: fue robo más grande sufrido en sus cuentas, según la propia firma. Habia españoles, pero también rusos, chinos, franceses, estadounidenses o alemanes. A la mayoría les bloqueó el móvil o les robaron claves de iTunes para desarrollar una aplicación que permitía a otros usuarios utilizar los datos robados para descargarse o comprar otros productos.

El cambio de paradigma es tan claro que incluso algunos tipos de malware que habían perdido fuerza en los ordenadores, como el virus de la policía [bloquea el ordenador al acceder a determinadas web haciéndose pasar por la policía y acusando al usuarios de haber accedido a contenido ilícito], han empezado a atacar ahora a los usuarios de móviles. Este tipo de infecciones forma parte de lo que los expertos llaman ransomware [malware cuyo remedio se basa en pagar un rescate]. Algunos de estos virus pueden llegar a cifrar la información personal y los números de teléfono almacenados en el dispositivo. A cambio de desbloquear el aparato, la organización, normalmente afincada en países del este (principalmente Ucrania y Rusia), pide una suma que suele rondar los 500 euros. Si no se quiere entrar en una espiral de chantajes, señalan fuentes policiales, no hay que pagar. “La seguridad es algo que puede cambiar de un día para otro. Hay que ponerse en el peor escenario. La mejor manera de protegerse es no confiarse”, advierte Álvaro del Hoyo, de la empresa S21Sec, una de las referencias en este sector.

Justamente, ese es otro de los riesgos que entrañan los móviles respecto a los ordenadores. La primera condición para proteger la información que contienen es asegurarse de que quien lo usa es el propietario legítimo. La revista Wired informaba esta semana del último sistema para romper la clave de desbloqueo de teléfonos con la versión 5 de Android a través una simple treta. Por eso, empresas como Agnitio han desarrollado sistemas de reconocimiento de voz que dificultan enormemente el hackeo de los procesos de acceso. "Es una faceta que avanzará y para ello la mejor forma de alcanzarlo es a través de una suma de factores biométricos. No habrá ninguna que se imponga por encima de las otras: el teléfono será capaz de escucharte, verte, tocarte. De esa manera se puede garantizar este apartado de la seguridad", señala Emilio Martínez, CEO de Agnitio. Sin embargo, como muchas de las armas para hacer frente a esta creciente amenaza, este sistema todavía no está lo suficientemente desarrollado. Siguen quedando muchas puertas por donde entrar.

Así entran los virus:
-SMS Troyanos: Fueron durante mucho tiempo el método más utilizado.
-Aplicaciones: Normalmente este tpo de software malicioso se descarga en tiendas no oficiales, pero la empresa de seguridad RiskIQ acaba de detectar que su propagación en la tienda de Google Play ha crecido un 400% en los últimos tiempos. Estas aplicaciones, con apariencia de programas conocidos (incluso los ha habido de Angry Birds) permiten a los delincuentes robar datos personales, de localización, mandar troyanos o suscribirnos a teléfonos Premium de cobro.
-Redes wifi no seguras: Suelen estar en lugares públicos como aeropuertos o estaciones. Una vez se accede, el móvil se convierte en una puerta abierta a todo tipo de malware. "No hay que demonizar las redes wifi abiertas", advierten los expertos, pero conviene ser muy cuidadoso cuando se navega en ellas.
-Correos electrónicos: Suelen ser las típicas imágenes falsas de bancos o redes sociales que buscan hacerse con las claves de la cuenta real del usuario.
-Adware: Al visitar algunas páginas, se nos instala automáticamente alguna publicidad que ya no podremos dejar de ver repetidamente. Los delincuentes se llevan una comisión de estos anuncios.
Cojonudo, eh?!? Total, como no llevamos más que TOODAS nuestras cuentas en esos PCs de juguete...


Actualización a 22/09/2015: Me encanta! POR FÍN la evolución puede seguir haciendo su trabajo! Ja, ja, ja!!!
http://www.gonzoo.com/flash/noticia/en-2015-ya-hay-mas-muertes-por-selfies-que-por-ataques-de-tiburon-7303/
En 2015 ya hay más muertes por selfies que por ataques de tiburón

La moda de los selfies (autofotos) cada vez está más generalizada y eso provoca que, para hacer algo diferente, novedoso, se opte por lo arriesgado. A veces, basta con estar cerca de un sitio o de un animal peligroso, pero parece que a muchos no les vale con eso sino que necesitan ir más allá. Y es que en este 2015 se han contabilizado más muertes por intentar hacerse un selfie que por ataques de tiburón en todo el mundo.

En verano saltaba la alarma en Rusia. Cuatro jóvenes habían muerto y más de diez habían resultado heridos en los primeros meses del año por actos relacionados con la moda de los selfies. Dos chicos habían muerto en los montes Urales, dos chicas por caerse de puentes y hasta una había resultado gravemente herida al pegarse un tiro en la cabeza cuando intentaba hacerse una autofoto con una pistola 9 milímetros. Todo eso llevó a que las autoridades rusas sacaran una guía de buenas prácticas sobre cómo y dónde no hacerse este tipo de fotos.

Pero no solo en Rusia hay problemas con esta moda proveniente de las redes sociales. En EEUU también se han contabilizado varios casos de muerte por selfie a lo largo de este año. Y, en España, la muerte de un joven en un encierro mientras estaba fotografiando en el recorrido puso la voz de alarma en este tipo de eventos. En total, según recoge la web 'Mashable', en todo el mundo han muerto un total de 12 personas por sucesos relacionados con selfies, cuatro más que por ataque de tiburón.

Los expertos apuntan a que la proliferación de los selfies podría llevar a los jóvenes a crear retos por las redes sociales incitando a los demás usuarios a hacerse las autofotos más arriesgadas. Varias investigaciones apuntan a que, por ejemplo, las dos chicas rusas que murieron por caerse de dos puentes diferentes participaban en un tipo de reto llamado skywalking, que consiste en subir sin permiso ni protección rascacielos, puentes u otro tipo de edificios. En el reto no pone nada sobre selfies, pero claro, a día de hoy, quien no inmortaliza y comparte lo que hace es como si no lo hubiera hecho. Lo que queda claro es que la estupidez humana puede ser más peligrosa que el instinto animal.
P.D: Hay más muertes por medusas que por ataques de tiburón, según me dijo Javi (http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com.es/2014/05/mi-primera-inmersion-con-la-federacion.html).

Actualización a 25/01/2016: Bueno, se me había pasado comentar que el Mp3 murió y acabo de recibir el nuevo:
http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com/2015/04/escuchar-musica-de-calidad-en-calidad.html
Qué condenación no poder salir a escuchar música a gusto!
P.D: Para colmo, la cámara de fotos me ha empezado a hacer extraños aunque, gracias a Dioz, sólo con los videos.

Actualización a 23/02/2016: Lo que hay que ver (en Linkedin)!





Actualización a 01/03/2016: Otra ponzoña inmunda que me han puesto en el curro mientras me arreglan la pantalla de mi Avenzo Xirius 5:
https://www.vodafone.com/content/dam/group/devices/downloads/smartfirst/VF_VF695_GB_UM_Spa_ES_03_150401.pdf
 

Es un Vodafone Smart First 6 (VF695) y el pasado domingo me sacó está "maravilla" de foto:
http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.co.uk/2016/01/nieve.html



Qué "maravilla"! Llego a tener mi cámara y...

Actualización a 02/03/2016: Zas! En TOODA la boca!
http://macbookselfiestick.com/



Actualización a 18/03/2016: Ayer estuve hablando con Konsumo por la reclamación que tengo puesta a I-Joy para que me reparen la pantalla y, según parece, la empresa está en concurso de acreedores:
http://www.elotrolado.net/hilo_i-joy-en-quiebra-trabajadores-despedidos-y-sin-cobrar-texto-extrabajador-tocho_2073768

Y, me acaban de llamar para preguntarme si NADIE me ha mandado el presupuesto de reparación de pantalla del Avenzo después de 2 semanas sin saber nada de éllos. En fin... 

Actualización a 30/03/2016: Playa de las Catedrales durante Semana Santa:
http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com/2016/03/escapada-galicia.html

Me perseguían hordas de "Tontolculus Paloselficus" mientras avanzaba con la bajamar! :P



Actualización a 28/04/2016: Estaba cantado:
http://www.xataka.com/moviles/semaforos-especiales-en-aceras-para-los-adictos-al-movil-si-hemos-llegado-demasiado-lejos 
¿Semáforos especiales en aceras para los adictos al móvil? Sí, hemos llegado demasiado lejos
27 Abril 2016
Raúl Álvarez
@Lohar

No es ninguna novedad que los smartphones se han vuelto parte primordial de nuestra vida, en ellos llevamos una gran cantidad de funciones y herramientas para estar informados en el día a día, lo que nos ha llevado a una extraña adicción que está afectando la forma en la que operan diversas ciudades alrededor del mundo.

La ciudad alemana de Augsburgo se está sumando a un proyecto que arrancó hace unos meses en la ciudad de Colonia, la cual consiste en incorporar semáforos especiales de luces rojas de LED, en las aceras de los pasos peatonales de algunas estaciones de tren, para que así los adictos a los smartphones no tengan que levantar la mirada.

Las distracciones a causa de los smartphones son cada vez más comunes
Este tipo de semáforos consiste en luces intermitentes que se encienden para avisar cuando el tren está por pasar, y por el momento sólo han sido instaladas en dos estaciones utilizadas principalmente por estudiantes, pero el gobierno ya está evaluando ampliar su instalación a más estaciones hasta cubrir por completo la red de transporte.

Esta decisión ha levantando polémica entre los ciudadanos, ya que en su mayoría creen que es un desperdicio de dinero y se está alentando el uso de los smartphones en lugares donde se necesita tener toda la atención puesta. El gobierno tomó está decisión después de que una niña de 15 años muriera por el golpe de un tren, esto después de que la chica estaba usando audífonos y miraba la pantalla de su móvil mientras cruzaba las vías del tren.
Lichtsignal

El cambio en la infraestructura para ayudar a los usuarios de smartphones no es algo nuevo, ya ha habido pequeñas iniciativas en China y en Taiwan, además de que según un estudio de la Universidad de Washington, uno de cada tres estadounidenses está realizando tareas en su smartphone mientras cruzan la calle o alguna intersección peligrosa, mientras que el Departamento de Transporte de los Estados Unidos, ha determinado que existe una preocupante relación entre las muertes de peatones y el uso de smartphones.

En Europa sucede casi los mismo, ya que según un estudio de la firma de investigación Dekra, 17% de los peatones de ciudades como Amsterdam, Berlín, Bruselas, París, Roma y Estocolmo, utilizan sus smartphones mientras caminan por la calle. Este comportamiento se ve en las personas de menor edad, ya que los adultos siempre suelen estar alertas de lo que sucede en su entorno; esto se presenta en menos medida en Amsterdam, mientras que Estocolmo es la ciudad con mayor tipo de incidentes de este tipo.
Actualización a 06/05/2016:
http://www.diariovasco.com/sociedad/201605/06/trafico-alerta-smombie-calle-20160506001346-v.html
Tráfico alerta de ser un 'smombie': ir por la calle absorto con el móvil
-Es una palabra de nuevo cuño que está pegando con fuerza y que está compuesta por otras dos: smartphone y zombie
DV |  MADRID.
6 mayo 201609:04

¿Eres un 'smombie' y no lo sabes? Es una palabra de nuevo cuño que está pegando con fuerza y que está compuesta por otras dos: smartphone y zombie. Su significado sería algo así: «Persona que anda por la calle desconectada del mundo, a su ritmo, sin quitar los ojos del universo de su teléfono móvil: Whatsapp, Line, Messenger, Instagram, Facebook, Google+, Twitter, Youtube, Linkedin...». No pasaría de una curiosidad más de los efectos de las nuevas tecnologías si no es porque se ha convertido ya en un verdadero quebradero de cabeza para las autoridades de numerosos países después de ver como se han disparado los accidentes y atropellos de personas que andan por calles y avenidas ensimismadas con sus aparatos móviles, sin levantar la vista ni para cruzar una carretera en la que no hay ni paso de cebra.

La Dirección General de Tráfico (DGT) alertaba ayer mismo de la peligrosidad de ser un 'smombie'. «¿Caminas por la calle mirando al #móvil sin prestar atención a lo que te rodea? ¡Cuidado! Eres un #Smombie», ha escrito la DGT en su cuenta oficial de Twitter.

La palabra usada por el departamento que dirige María Seguí está muy extendida en las redes sociales. Esta 'práctica' ha saltado de nuevo a la actualidad tras hacerse viral una señal de tráfico que alerta del peligro de personas mirando su teléfono y que no es real, sino que ha sido creada por un artista sueco para denunciar la situación. Y es que según un estudio de la Universidad de Nueva York, el 10% de los casos de emergencia que llegan a los hospitales neoyorquinos es de 'smombies' que han sido atropellados, se han caído o se han golpeado con algo.
Eres IDIOTA y los que te rodean los saben (y SUFREN)?!? Poseso. Por qué NADIE empieza a hablar de multas?!?

Actualización a 07/06/2016:
http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2016/06/01/actualidad/1464798281_817332.html
¿Por qué cada vez hablamos menos por el móvil?
-Un 80% de los adolescentes en EE UU prefiere comunicarse por mensajería que mediante una llamada
José Mendiola Zuriarrain
6 JUN 2016 - 19:30 CEST   

Un rápido vistazo mientras caminamos por la calle nos da una idea de la realidad actual en lo que respecta a los móviles: varias cabezas agachadas sin perder el ojo a las pantallas de los smartphones mientras pasean, y unos pocos que mantienen alguna animada conversación a través del móvil. Pero cada vez son menos. Un reciente estudio llevado a cabo por Pew Research entre los adolescentes estadounidenses ponía cifras a esta revolución en la forma de comunicarnos: preguntados sobre la forma preferida de comunicarse con sus amistades más cercanas, un 80% de los encuestados escogió las aplicaciones de mensajería en primer lugar. Las conversaciones telefónicas van quedándose arrinconadas como un hábito del pasado. ¿Qué está sucediendo exactamente?

Los expertos hablan de un claro cambio de costumbres y apuntan como causante a la irrupción del smartphone. “El punto de inflexión tuvo lugar en el año 2011, cuando, por primera vez, los smartphones y tabletas superaron en venta a los ordenadores”, explica Javier Zamora, profesor titular de Sistemas de la Información en la escuela de negocios IESE. Según este experto, el móvil se ha convertido en el principal “punto de acceso a Internet” y de esta manera, el texto escrito de las apps de mensajería está arrinconando a la interacción empleando la voz. Se trata de un cambio sociológico en el que, según apunta Zamora, incluso “la llamada puede ser considerada como intrusiva”.

Esta nueva generación se ha habituado a lo que los expertos describen como una comunicación asíncrona: uno envía un mensaje por WhatsApp y el receptor lo contesta cuando cree conveniente. Este fenómeno queda más patente con otro hábito muy extendido entre los adolescentes: el envío de audios mediante WhatsApp o aplicaciones semejantes. Los más jóvenes llegan a utilizar el móvil como si fuera un walkie-talkie en el mejor de los casos, manteniendo conversaciones, una vez más, asíncronas. De nuevo, pierde la espontaneidad de la conversación, y en el plano técnico, la voz pierde terreno frente a los datos en el móvil.

Realmente, los más jóvenes tampoco han conocido el protagonismo único del teléfono fijo de casa, la única forma de comunicarse a distancia durante muchos años, y ahora disfrutan de un dispositivo en sus manos permanentemente conectado a Internet. De hecho, les resulta más cómodo enviar un emoticono y cuatro palabras que llamar a alguien para transmitir un mensaje. Sin embargo, esta forma de comunicación se deja demasiado por el camino: sus protagonistas no transmiten emociones, y lo que es peor, no son capaces de interpretar los sentimientos implícitos de la llamada comunicación no verbal. En este sentido, la psicóloga del MIT Sherry Turkle ya alertó sobre el miedo de ciertos adolescentes a hablar y en su lugar recurrir a las aplicaciones de mensajería para transmitir mensajes mas comprometedores emocionalmente.

Los móviles van matando poco a poco los sentimientos en la comunicación que son torpemente sustituidos por los emoticonos, pero esta generación con alergia al cara a cara también se está dejando por el camino la empatía. Los expertos aseguran que los más jóvenes han perdido las referencias. Y ponen como ejemplo el caso de una joven que recurrió a Reddit para saber si hablaba lo suficiente por teléfono con su pareja: habían pasado tres semanas desde la última vez que lo hicieron. Sherry Turkle destaca además que los móviles afectan a nuestra conducta aunque no los estemos utilizando: algunos estudios sostienen que los interlocutores tienden a mantener conversaciones más triviales cuando hay un móvil sobre la mesa, al aumentar la probabilidad de poder ser interrumpidos. El panorama parece que no pinta mejor de cara a futuro: la voz se ha convertido en una commodity (para los operadores que ahora se afanan por rentabilizar el creciente consumo de datos entre los usuarios.
Lo de siempre, ahorramos pasta pero nos cuesta algo peor.

Actualización a 09/06/2016: Cada vez más idiotas:
http://www.20minutos.es/noticia/2765242/0/movimiento-anti-smartphone-stop-phubbing/
'Stop Phubbing': una llamada de atención contra la creciente obsesión por el 'smartphone'
-La adicción por los 'smartphones' ha dado lugar al fenómeno conocido como 'phubbing': cuando los individuos ignoran su entorno para centrarse en su móvil.
-La campaña 'Stop Phubbing' y advertencias gráficas como la del artista valenciano Fco. Borja Estela tratan de concienciar a la ciudadanía sobre este asunto.
-Se han vuelto a poner de moda los móviles que solo permiten hacer llamadas.
DANIEL G. APARICIO DANIEL G. APARICIO 09.06.2016 - 06:36h

Cuatro amigos están sentados en un banco de una plaza cualquiera. Hace un día estupendo. Todos sonríen, pero ninguno habla. Están mirando el móvil, ajenos a todo lo que pasa a su alrededor. Una pareja en un restaurante. No se miran, no comen, consultan Facebook y responden a mensajes de Whatsapp. Cientos de personas graban un concierto mientras solo un par lo disfrutan sin mirarlo a través de una pantalla. Un joven está a punto de ser atropellado por enviar un tuit mientras cruza la calle.

Este creciente mal que llegó con la popularización de los smartphones se llama phubbing (palabra formada por la unión de phone [teléfono] y snubbing [despreciar]) y se produce cuando un individuo ignora su entorno por concentrarse en la tecnología móvil, cuando las personas nos convertimos en fantasmas errantes encadenados a la pantalla del smartphone. En un momento en el que nos pasamos más de tres horas al día mirando el móvil —según datos de Connected Life, un estudio de la consultora TNS—, esta práctica ha llegado a convertirse en algo tremendamente molesto —y a veces peligroso— que enturbia de forma significativa las relaciones sociales y que ha llegado a generar nuevas obsesiones y transtornos como la nomofobia (el miedo a estar sin móvil). Como reacción a dicho mal, surgió hace cuatro años en Australia el movimiento Stop Phubbing, una comunidad de usuarios que protestan por el abuso del teléfono móvil. "Muchos de nosotros lo experimentamos con frecuencia: las personas prestan más atención a sus teléfonos que a nosotros. Es un problema mundial que requiere ser discutido antes de que empeore", explica Alex Haigh, impulsor de la iniciativa. La campaña se ha extendido con éxito a otros lugares como México y Paraguay. En otros países como España, donde aún no se han formado grandes grupos de este tipo, también comienza a notarse un hartazgo por estas malas prácticas relacionadas con la tecnología móvil, como demuestran las constantes denuncias en las redes sociales, las muchas viñetas inspiradas en la adicción al teléfono móvil (incluido el ya famoso mural de Banksy Los amantes del móvil) y el incremento del número de terminales que sólo permiten realizar llamadas. La obsesión por los móviles es el tema central de El Individuo en la Pantalla. La Soledad del Narciso Contemporaneo, la tesis doctoral del artista valenciano Fco. Borja Estela. "Empecé a fijarme sobre todo en Japón, porque descubrí que es el país del mundo donde se tienen menos relaciones sexuales. Están tan aislados de los demás por esa relación que tienen con la tecnología que han perdido la capacidad de empatizar con el otro hasta tal punto de que ya no necesitan a esa otra persona para satisfacerse", explica Estela.

http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com/2015/08/banksy.html












"Esos productos tecnológicos les proporcionan una ilusión de compañía, ya no necesitan a esa otra persona para satisfacer sus necesidades sociales, no solo sexuales sino también de compañía y de amistad", añade el artista. Para su trabajo, ha tomado como punto de partida el paradigma japonés porque "ellos son cuna de la tecnología y allí ha empezado todo tres o incluso cinco años antes". Además, "es más fácil ver la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio". Pero no hace falta irse tan lejos para descubrir el poder de absorción que tienen los smartphones en la sociedad actual. "Vas en el metro y todo el mundo va mirando el móvil. En Valencia —que es una ciudad en la que siempre hace sol, siempre hace buen tiempo para salir, para comunicarte...— es imposible no ver terrazas llenas de gente que no están teniendo una comunicación real sino que han quedado y están tomándose algo mientras miran sus móviles. O niños que vuelven del instituto en grupo con los móviles en las manos. ¿De verdad estarán hablando entre ellos? Yo me lo creo. Puede que estén hablando entre ellos o compartiendo cosas. La comunicación real acaba como degenerada, como corrompida", cuenta Estela. El ilustrador, cuya obra muestra a personas en lugares públicos concentradas en sus smartphones, considera que el uso compulsivo que tiene la gente con los dispositivos móviles "responde a una incapacidad de estar solo". Según Estela, aquí se produce una paradoja. "Tenemos miedo a estar solos pero tenemos mucho más miedo a la intimidad, por eso desarrollamos tecnologías que nos dan esa sensación de compañía pero sin las exigencias de una amistad real", dice. "El problema con las conversaciones reales es que son reales, ocurren en tiempo real y no te da tiempo a editarlas, a pensar un poco, no puedes controlar tanto lo que dices. Al final todo se resume a eso, al control", añade. Muy inspirado en la psicóloga Sherry Turkle, autora del libro Alone Together, el dibujante valenciano cree que sería positivo crear más espacios donde no haya nada de tecnología, donde se recuperen las conversaciones, y enseñar a nuestros hijos que estar solo no es necesariamente malo, "porque fomenta nuestra imaginación y creatividad y también nuestra manera de relacionarnos con nosotros mismos", algo fundamental para construir la identidad individual. Con su obra, Borja Estela no pretende demonizar el uso de los smartphones, tan solo que la gente se dé cuenta de esa relación a veces enfermiza que se tiene con el móvil en un momento en el que "la omnipresencia de las pantallas asusta" y lleva a pensar en algunas de las inquietantes distopías imaginadas por la ficción, desde Wall-E, Her o Un amigo para Frank hasta otras más oscuras como las de la serie Black Mirror.

Móviles solo para llamar
En la era de la sobreinformación y la hipercomunicación, no han tardado en surgir usuarios que, saturados por la vorágine de la tecnología móvil, han optado por dejar atrás el universo smartphone. Varios fabricantes han encontrado en estos disidentes una buena oportunidad para crear un nuevo nicho de mercado, el de móviles a la vieja usanza, que solo permiten realizar llamadas telefónicas y, como mucho, mandar SMS. Los móviles "tontos" no solo siguen vivos sino que se renuevan y tienen éxito. En 2015 generaron unos 7.000 millones de euros.
-John's Phone Business: Teléfono móvil pequeño (10,5 cm de alto, 6 cm de largo y 1,2 cm de ancho) y ligero (91 gramos) que solo permite realizar llamadas. Tiene una pequeña pantalla que tan solo muestra las llamadas entrantes y salientes. Es resistente al agua y, puesto que apenas tiene funciones que consuman energía, ofrece hasta 6 horas de conversación y en espera puede aguantar hasta 3 semanas. Cuesta 99,95 euros.
-Punkt MP01: Sus fabricantes lo crearon con la idea de que los usuarios puedan desconectar del trabajo cuando llega el fin de semana. Con aspecto de calculadora, este dispositivo tan solo permite realizar llamadas y mandar mensajes de texto a través de su pantalla en blanco y negro que por supuesto no es táctil. Cuesta 295 euros.
-Light Phone: Fruto de una campaña de financiación colectiva, este móvil está pensado para usarse muy poco, sólo cuando se quiere hacer o recibir una llamada urgente. Las llamadas del móvil principal se puede redirigir a este terminal. Tiene el tamaño es el de una tarjeta de crédito (8.5 centímetros de largo y 5.3 centímetros de ancho), pesa 38 gramos y su batería dura 20 días en reposo. Su diseño también encaja con su nombre: no tiene sonidos y solo una luz que ilumina los números. Cuesta 100 dólares.
-Card Phone: La propuesta de Orange par los clientes que no buscan complicaciones, ya que sólo sirve para llamar. Tiene el tamaño de una tarjeta de crédito, pesa 35 gramos y tiene hasta cinco días de autonomía en espera sin necesidad de recargar su batería. Tiene radio FM, bluetooth para manos libres y una agenda que permite guardar hasta 300 contactos. Funciona con una línea SIM duplicada del teléfono principal. Cuesta solo 29 euros.
-Jitterbug 5: Un terminal de Samsung pensado para personas mayores. Se trata de un móvil con tapa y botones grandes para que la marcación y la escritura de mensajes sea sencilla. Pasa simplificar los menús, los textos en pantalla se suelen limitar a preguntas de "SÍ" o "NO". Cuenta con 75MB de almacenamiento para mensajes de texto y una cámara de 1.3 megapíxeles. Tiene 25 días de autonomía. Cuesta 99 dólares.
http://stopphubbing.com/ 
http://www.alonetogetherbook.com/ 

Soledad, sí:
http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com/2015/10/soledad.html

Yo añadiría el Idiotphone. Es decir, tratar de ser nosotros más listos que el trasto. En fin...

Actualización a 22/06/2016: Idiotas perdidos:
http://elpais.com/elpais/2016/06/21/ciencia/1466523146_786924.html
Muerte de animales en la época del ‘selfi’
-Tigres, tortugas marinas, delfines y hasta mariposas atraen a millones de turistas en todo el mundo. La masificación y la búsqueda de notoriedad en las redes sociales ocasionan a veces graves impactos que incluso acaban con la vida salvaje
Javier Rico
22 JUN 2016 - 11:27 CEST

Se malogra una puesta de tortugas marinas en Ostional (Costa Rica) por una avalancha de turistas; muere un delfín en playas de Buenos Aires (Argentina) tras pasar de mano en mano y de selfi en selfi entre los bañistas; sacrifican a un ternero de bisonte en Yellowstone (Estados Unidos) tras ser recogido por turistas pensando que tenía frío; sacrifican a cinco cocodrilos en la búsqueda del que ahogó a un niño de dos años cerca de un complejo turístico de Disney en Orlando (Estados Unidos). Un osezno atropellado por un coche, ayer mismo, en un parque nacional en Wyoming (EE UU). Y así podríamos seguir durante todo el artículo, porque estos casos se han producido en menos de un año, y no cuentan los acaecidos en zoológicos, acuarios u otros lugares de exhibición de animales en cautividad.

“El turismo masivo y la creciente obsesión por parte de turistas de todo el mundo por sacarse selfis con especies salvajes se está convirtiendo en un problema cada vez más importante, tanto por el bienestar de los animales como para la conservación”. Giovanni Constantini, de la Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales (FAADA), resume el impacto sobre la fauna que ocasiona la moda de realizar autofotos y transmitir al instante por redes sociales las experiencias turísticas. Un estudio científico reciente sobre los osos pardos en Estados Unidos y otro de hace tres años sobre los peces raya en las Islas Caimán demuestran cómo el afán del ser humano por avistar, y hasta tocar animales, influye negativamente en el comportamiento de estos.

El primero de los estudios, realizado por un equipo con sede principalmente en Alaska (en este estado habita el 95% de la población de osos pardos de Estados Unidos) y liderado por Jennifer K. Fortin, del Alaska Science Center Anchorage, recoge y procesa investigaciones sobre el uso recreativo en áreas de osos pardos. La conclusión destaca que la presión del turismo de observación obliga en ocasiones a los plantígrados a realizar continuos desplazamientos que interfieren en su dieta y ocasionan un excesivo consumo de energía. Sugieren que se debe mejorar la gestión en zonas especialmente conflictivas, como las más cercanas a la costa, donde concurre un mayor número de turistas.

El segundo estudio, de 2013, corresponde a las universidades de Nova Southeastern (Florida) y Rhode Island y tiene como epicentro la colonia de peces raya de los bancos de arena de Stingray City (literalmente ciudad de las manta rayas), en las Islas Caimán. Basta con echar un vistazo a una página web de promoción de este foco de atracción turística del Caribe para comprobar la desmedida interacción entre bañistas y peces rayas. El trabajo de investigación constata que la acción de alimentar, hacerse fotos, coger y nadar con las rayas altera gravemente su comportamiento en comparación con otras poblaciones salvajes. No confirman que repercuta en la disminución de la población, pero sí que, entre otras alteraciones, algunos individuos se vuelven más agresivos con sus congéneres.

En cualquier caso, hay que diferenciar entre el turismo masivo, especialmente de costa (un millón de personas visitan Stingray City en plena temporada turística), y el de observación de fauna, más exclusivo y destinado generalmente a un público preocupado por la conservación de la biodiversidad. En nuestro país, el Gobierno aprobó hace dos años un plan sectorial de turismo de naturaleza y biodiversidad, del que emana el manual Buenas prácticas para la observación de oso, lobo y lince en España. Estos tres grandes mamíferos, junto a las aves, son los que mayor número de visitantes atraen a su medio natural, y creciendo, lo que ha motivado que empresas, administraciones y ONG establezcan y demanden medidas y recomendaciones para limitar al máximo el impacto.

No obstante, algunos expertos puntualizan que “la principal amenaza para el lobo ibérico y otras especies en España no es el turismo, ni de lejos”, y exponen la destrucción del hábitat y la caza como elementos claves. Así lo expresa Fernando Palacios, investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN/CSIC) y director científico de un programa de voluntariado para la realización de un censo de lobo ibérico. “Paradójicamente", afirma Palacios, "los lugares donde mejores avistamientos se realizan (sierra de La Culebra en Zamora, Riaño en León y Fuentes Carrionas en Palencia) son aquellos en los que al lobo se le ceba artificialmente para matarlo legal e ilegalmente, y de estas cebas se aprovechan algunas empresas, más o menos éticamente, que llevan eco-turistas para observar a la especie". El experto asegura que se da el caso de llegar a utilizar los mismos chamizos desde donde los matan para realizar la actividad. "Es difícilmente explicable para cualquier eco-turista que vaya a esas zonas que los lobos que está viendo tras duras jornadas de espera pueden ser muertos al día siguiente, o incluso en el mismo momento de la observación, como de hecho ya ha sucedido en varias ocasiones”.

El número de junio de la revista Quercus dedica varios reportajes a analizar la repercusión del “turismo lobero” sobre la especie y su hábitat. Además de las contradicciones expuestas por Fernando Palacios, la conclusión es que ni siquiera entre los promotores turísticos y las personas más concienciadas se consigue alcanzar el equilibrio perfecto entre observadores y observados. Excesivo acercamiento, portazos en los todoterrenos, sonidos de móviles, conversaciones en voz alta, presencia de perros, subir observaciones a las redes sociales, eliminación de la vegetación para observar mejor y a veces también masificación interfieren en los hábitat del lobo.

“La distancia adecuada para realizar los avistamientos es la que hace pasar desapercibido al observador ante el animal y le permite actuar conforme a su comportamiento natural”, recomienda el manual de buenas prácticas publicado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Incluso advierte algo difícil de entender en la sociedad actual de la inmediatez y la observación rápida: “Ser consciente en todo momento de la dificultad que entraña la observación de estas especies, que no siempre es posible”. Es decir, no condicionar el viaje al avistamiento sí o sí de tal o cual especie. “El planteamiento de esta actividad no debe centrarse exclusivamente en los avistamientos puntuales o en la observación directa de fauna, sino también enfocarse a una interpretación completa del medio natural, del patrimonio etnográfico, de las formas de vida de las poblaciones locales, etc”, concluye el manual.

Alberto Fernández Gil y Fernando Jubete, miembros de la Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico (Ascel) advierten en Quercus sobre los riesgos de “discursos vehementes que hablan de los beneficios del turismo para la conservación de la naturaleza y el desarrollo socioeconómico de las zonas rurales”. Otros autores piensan que hay que quitarle la vitola de “turismo activo” a este tipo de observaciones para diferenciarlo de la escalada, la bicicleta de montaña o descenso de barrancos, y centrarlo más en el ecoturismo, que deja una baja huella ecológica y además colabora directamente en la conservación de las especies.

Carlos Sunyer, director de QNatur, empresa que promueve la visita a espacios naturales protegidos y el avistamiento de especies en su interior, afirma que “el turismo siempre tiene impactos negativos, pero hay que sopesar si el beneficio aportado los supera con creces y si genera expectativas de desarrollo en la zona y una corriente positiva a favor de las especies”. Constantini añade que estos avistamientos “representan una muy buena opción para conocer a la fauna salvaje sin fomentar la cautividad de los animales, pero teniendo en cuenta las pautas necesarias para no poner en peligro a las especies y a su hábitat natural”. FAADA cuenta con un portal (Turismo Responsable), en el que se detallan los destinos e interacciones más comunes entre animales y viajeros.

Ángel Manuel Sánchez, compañero de Fernando Palacios en la elaboración del censo de lobo ibérico, considera que “la actividad eco-turística debe ser regulada a nivel empresarial y además debe crearse la titulación oficial de guía de naturaleza, al igual que existe en cualquier país que aproveche el recurso turístico de manera sostenible”. “Es triste que en un país como España", prosigue", donde el turismo es la principal industria no esté regulada adecuadamente esta actividad de futuro ni se formen profesionales para desempeñarla de forma correcta”.

Avistamiento de cetáceos en el Estrecho, un buen ejemplo
No existe ninguna clase animal, incluso orden, que no lleve aparejado algún tipo de aprovechamiento turístico. Hay infinidad de destinos asociados al turismo de observación de aves, así como a grandes mamíferos (tigres, elefantes, leones, ballenas, osos…), pero también a los millones de cangrejos rojos que se pasean por la Isla de Navidad de Australia de camino al océano Pacífico y a las millones de mariposas monarcas que llegan en invierno principalmente al estado de Michoacán, en México.

En España, el turismo de observación de cetáceos (delfines y ballenas principalmente) suele ponerse como ejemplo de buena práctica en su regulación. El Gobierno de Canarias es pionero en aplicar legislación al respecto, y en el estrecho de Gibraltar Carlos Sunyer resalta la colaboración científico-turística: “El turismo de observación de cetáceos en aguas de Tarifa se ha desarrollado a la par que la investigación científica y casi todas las empresas colaboran en este sentido. En cuanto ven un ejemplar, toman fotos o anotaciones y las trasmiten para su conocimiento, al igual que cualquier incidencia que afecte a su conservación”.
Actualización a 14/07/2016: Idiotas haciendo cola frente a una tienda de Apple esta semana en Donosti:
http://www.k-tuin.com/tiendas/san-sebastian/?gclid=CjwKEAjw8Jy8BRCE0pOC9qzRhkMSJABC1pvJ01vrpxgpniLX-3qBtaCms7og-DLOcywU6-NGTrlvexoCpbzw_wcB


Actualización a 26/09/2016: JUSTO cuando pensaba que la gente no podía ser más idiota:
 


NO puede ser! Me NIEGO a creer que la gente sea TAN idiota.


Actualización a 06/10/2016: Para echar unas risas:



Actualización a 24/12/2016: BRUTAL:
http://elpaissemanal.elpais.com/documentos/enganchados-movil/
Documentos. Reportaje
‘Phono sapiens’, enganchados al móvil
Javier Salas
-En 2007, Steve Jobs deslumbró al mundo con un aparato llamado iPhone. Una década después, los teléfonos inteligentes se han propagado por el globo. Más de un cuarto de la población mundial se conecta a Internet a través del móvil. La existencia del ‘Phono sapiens’ es un hecho. Algunos han empezado a “desintoxicarse”. Muchos no pueden dejarlo.
Sábado 24 de diciembre de 2016

DE PRONTO, la pequeña mano de mi hija, que aún no había cumplido dos años, golpeó con rabia mi teléfono. No recuerdo si tecleaba un e-mail de trabajo o un tuit irrelevante, pero no noté que se acercaba con sus pasos inseguros hasta que le dio un manotazo al móvil, mirándolo con furia. Había hecho una torre con piezas de madera y ese cacharro se interponía entre su creación y el aplauso de su padre. En ese instante, me atravesó un sentimiento de culpa, de bochorno. ¿Cómo he sido capaz? ¿En qué momento he perdido el norte? Desde entonces, me propuse hacer dieta de smartphone estando en familia, una dieta que he observado con el rigor que imaginan. Seguramente, casi cualquiera de los 2.000 millones de usuarios de móviles que hay en el planeta puede contar una anécdota similar, donde la víctima de la falta de atención sea uno mismo o su pareja, un padre, los colegas de clase o hasta el jefe.

Nos llegan noticias de países que instalan señales luminosas en el suelo para evitar los atropellos y las caídas a los andenes de los usuarios de móviles que andan mirando hacia la pantallita. Problemas de cuello por doblarlo hacia el aparato e incluso una nueva dolencia en muñecas y pulgares, reseñada en la revista médica The Lancet como whatsappitis. Otros trabajos muestran que cada vez ejercitamos menos la memoria, que los jóvenes están perdiendo atención, que ya no sabemos orientarnos porque nos dejamos en manos de Google Maps. Que nos llevamos el aparato a la cama y, con sus luces, torturamos al cerebro perjudicando el ciclo natural del sueño. Pero, más allá de las noticias, ¿estamos enganchados al móvil? ¿Son solo problemas personales puntuales o nos está afectando como sociedad?

Hablar de un adicto al móvil es un asunto muy controvertido. En la última versión del reconocido DSM (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales), de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, no se ha admitido como trastorno la adicción a Internet, menos aún la del teléfono inteligente, a pesar de que existen profesionales que lo diagnostican y lo tratan.

“Todavía no podemos hablar de adicción, que se limita a las sustancias químicas, con la única excepción del juego con apuestas”, puntualiza Enrique Echeburúa, catedrático de Psicología Clínica de la Universidad del País Vasco. Algunos especialistas sortean este problema terminológico hablando de uso abusivo, que se definiría por la pérdida del control sobre la conducta, con consecuencias indeseadas graves. “Para mí, esa es la prueba del algodón de un problema de carácter psicopatológico”, resume Echeburúa, que es de quienes creen que es “indudable” que hay un uso inadecuado que a veces reclama que intervengan los especialistas. Reconoce que no hay suficiente investigación en este campo como para hablar de porcentajes de población afectada, ya que los estudios hasta ahora no abarcan grandes muestras ni cuentan con definiciones consensuadas del problema. “Empezamos a ver abuso tanto en adultos como en jóvenes, pero nos centramos más en estos porque preocupa que no tienen un desarrollo cerebral, emocional y vital completo”. “Con una vida inestable, en formación, hay más riesgo”, señala el catedrático.

Los estudios que tratan de identificar la gravedad y el tamaño del problema hablan de cuadros de ansiedad en estudiantes que pasan horas y horas atrapados por la atención del cacharro. De adolescentes con síntomas depresivos cuando se les veta el acceso a su mundo digital. De jóvenes que abandonan sus estudios y cuya dependencia psicológica hacia el aparato provoca deterioro familiar. De problemas de agresión, fobia, trastornos del sueño, soledad y aislamiento social. En la revista pediátrica JAMA, de la Asociación Médica de EE UU, se publicó hace poco un estudio que alertaba de los trastornos de sueño que provoca el hábito de casi todos los adolescentes de dormir junto al móvil sin desconectar: insomnio, trastornos alimenticios, bajas defensas. Muchos de estos estudios se hacen en Asia, donde la tecnología tiene una presencia más intensa. Como en España, que está a la cabeza en cuota de penetración de smartphones en el mundo: gracias a la predisposición de la gente y a una política comercial muy favorable, casi 9 de cada 10 móviles españoles son inteligentes. Y en España se ha realizado alguno de los estudios sobre este problema, como el publicado este verano y centrado en alumnos de la ESO de Barcelona, que atribuía uso problemático de Internet al 13,6% de la muestra y al 2,4% respecto del smartphone. En este trabajo participó Xavier Carbonell, de la Universitat Ramon Llull, especialista en este asunto, pero muy escéptico sobre la prisa que tenemos por señalar adicciones. “Es imposible ser adicto a un aparato, solo a una conducta, como el juego patológico: lo que pasa con los smartphones es que la conducta es más accesible y así el refuerzo se produce antes”, asegura Carbonell. Y desarrolla una metáfora para explicarse: “Puedes consumir heroína por la nariz o en vena. Si te la pinchas, el refuerzo es más intenso, pero el problema no está en la jeringa”. Muchos de los casos graves que se están encontrando en las consultas tienen que ver con jóvenes que se pinchan apuestas online con el móvil. Carbonell es crítico con el papel desempeñado por los medios en la difusión de supuestas adicciones. Pero sí reconoce que hay que tomar “medidas higiénicas y de psicoeducación” para aprender a usar bien los móviles dentro de unas pautas saludables. Y señala una paradoja importante: la misma sociedad que reprocha el exceso de pantallas es la que nos empuja a usarlas. Y cita una vivencia que le contó un alumno: “Cuando estoy con mi madre, me echa en cara que pase todo el rato atendiendo el móvil. Cuando estoy fuera de casa, enseguida se alarma si tardo en responder a sus mensajes”.

Conviene recurrir a la psicología social para dar contexto. Cada nueva tecnología, desde la imprenta hasta la televisión, ha generado un rechazo previo que tiende a considerar un trastorno el cambio de hábitos que genera. Es gracioso observar ahora que ya se empezaba a agitar el miedo de la adicción a los móviles (incluso en estudios científicos) hace una década, cuando los rocosos Nokia solo servían para mandar SMS. ¿Quién se cree que aquellos ladrillos pudieran crear adicción? Hasta Sócrates consideraba la escritura un hábito malsano porque debilitaba la memoria y el pensamiento. El Quijote se reía de los trastornos que podía provocar el exceso de lectura, del mismo modo que la serie británica Black Mirror nos advierte de las distopías que podrían estar descargándose desde nuestros dispositivos. Pero también es cierto que, a lo largo de la historia, muy pocas veces hemos estado tan apegados a un objeto. Concentra innumerables fuentes de ocio, de placer, de obligaciones laborales y sociales. Es una versión reducida de nosotros, de nuestras relaciones y aspiraciones. Proyectamos tal atención sobre el aparato que llegamos a sentir que vibra en nuestro bolsillo. Varios estudios han analizado cómo respondemos a la privación del móvil: cuando se nos encomienda una tarea y el móvil está recibiendo notificaciones sin que podamos consultarlas, somos incapaces de concentrarnos en condiciones por culpa de la ansiedad que nos provoca, e incluso se han descrito síntomas de hiperactividad. Es normal, dado que el 90% no nos separamos del dispositivo más de un metro en todo el día. El tic de nuestra era es desbloquear el móvil sin motivo: lo hacemos entre 80 y 150 veces al día, cada muy pocos minutos. En los semáforos, ya nadie se hurga la nariz: miramos el móvil para ver si hay alguna novedad desde la anterior parada. No hace falta que nos implanten un chip, como en las pelis futuristas, porque somos cíborgs baratos: ya nos encargamos nosotros de no separarnos del chip sin necesidad de intervención para clavarlo bajo la piel.

Poco después del manotazo de mi hija, The New York Times publicó un revelador artículo de Sherry Turkle, investigadora del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT): era un alivio saber que hay especialistas dedicados a analizar cómo está afectando el abuso de móviles en aspectos menos tangibles que un episodio de ansiedad, pero quizá más permanentes. El artículo de Turkle era un resumen de su último libro, En defensa de la conversación, que acaba de publicarse (disponible en España en febrero de 2017, editado por Ático de los Libros) y que es una llamada de atención tras tres décadas empleadas en conocer cómo nos afecta la tecnología, reseñando investigaciones propias y ajenas: “El más inquietante para mí es el estudio que mostraba una caída del 40% en la empatía entre los estudiantes universitarios en los últimos 20 años, medida con pruebas psicológicas estándar; una disminución que sus autores atribuían a que tienen menos contacto directo cara a cara los unos con los otros”, escribe Turkle. En el libro se plantea la importancia de ese contacto entre los humanos para desarrollarnos en plenitud, algo esencial en el crecimiento de los menores. En sus trabajos, la investigadora del MIT descubre que los chavales que más tiempo dedican a sus móviles han perdido capacidad de empatizar porque no reconocen los matices en la cara de una persona: los sentimientos nos hacen mostrar en el rostro una riqueza de expresiones que algunos adolescentes ya no saben descifrar. La buena noticia es que estos mismos jóvenes recuperan esa capacidad innata después de un campamento sin móviles. Ya sabemos lo malo que es para el desarrollo de los niños crecer sin que se les hable a la cara, sin escuchar permanentemente voces que les apelan, que les llenan el cerebro de expresiones faciales y orales. Y también relata cómo está perjudicando a las relaciones personales, acostumbrados a mantener conversaciones de baja intensidad mientras toqueteamos el smartphone, por culpa del multitasking. El silencio incómodo que obligaba a pensar qué decir a un desconocido está a punto de desaparecer para siempre de nuestras vidas: basta con sacar el móvil. Según Turkle, vivimos en un tiempo paradójico: “Tratamos a las máquinas casi como si fueran humanas y desarrollamos hábitos que nos hacen tratar a los seres humanos casi como máquinas. Regularmente ponemos a las personas en pausa en medio de una conversación con el fin de revisar nuestros teléfonos. Y cuando charlamos con individuos que no nos prestan atención, es una especie de preparación para hablar con máquinas que no comprenden. Como la gente nos da menos, hablar con las máquinas no parece tanta pérdida”.

Según el CIS, el 90% de los españoles usan este dispositivo que ha cambiado la vida cotidiana del país para el 46% de los encuestados. El año pasado se convirtió por fin en el principal modo de acceso a Internet en España. Y generalmente lo hacemos por medio de las 30 aplicaciones que tenemos de media en nuestros smart­phones, según el último informe de la Fundación Telefónica.

¿Qué hacen estas apps por nosotros y qué nos obligan a hacer? Al margen del beneficio que obtienen de nuestros datos, la economía de la atención diseña estas herramientas para reclamar nuestro tiempo con trucos de tragaperras. Cada vez que miramos el móvil se está produciendo un fenómeno muy conocido en psicología denominado refuerzo intermitente. “Hay experimentos en ratas que nos muestran cómo funciona. Si cada vez que aprietan una palanquita reciben comida, se produce el refuerzo de ese comportamiento. Así, cada vez que se encuentren una palanca, se sentirán impelidas a presionarla de manera automática, sin capacidad para modificar el comportamiento”, explica Helena Matute, catedrática de Psicología Experimental de la Universidad de Deusto. “Si se introduce el azar y no sabemos exactamente qué sorpresa vamos a recibir, el refuerzo es mucho mayor. Eso engancha todavía más. Es lo que sucede con las tragaperras”. Y es exactamente el principio en el que se basa el vicio del móvil: cada vez que lo miramos hay algo. Puede ser bueno (un me gusta) o mejor (que te haya pedido amistad alguien que te interesa). Cada vez que entramos en una app estamos tirando de la palanca para ver qué nos toca: un e-mail de trabajo, un chiste simpático en Twitter, una foto de la persona que nos atrae en Snapchat. Como dicen los especialistas, ya no se trata de ganar, sino de seguir en la “zona de la máquina”, una especie de vórtice que nos atrapa en un bucle hipnótico sin fin. Así es como nos enganchamos al móvil, con el mismo truco que activa la ludopatía: incluso con el sonido de las notificaciones, como antaño las máquinas de juego, que son un condicionamiento digno del perro de Pávlov.

“Es comida basura tecnológica”, resume Tristan Harris, un extrabajador de Google embarcado en la misión de romper el círculo vicioso de la economía de la atención. Harris ha lanzado la iniciativa Tiempo Bien Empleado (Time Well Spent) para que los desarrolladores de aplicaciones dejen de “aprovechar las vulnerabilidades psicológicas de la gente”. ¿Cuántas veces cogemos el móvil para hacer una cosa útil y cuando lo soltamos ha pasado media hora y no hemos hecho lo que íbamos a realizar? Cada vez que tiramos de la palanca en Facebook perdemos 20 minutos, pero las monedas caen en la bandeja de Mark Zuckerberg. Esa es precisamente la función primordial de todas las aplicaciones, retenernos en contra de nuestra voluntad para ganar dinero, y Harris niega que se trate de una responsabilidad personal, cuando “hay mil personas al otro lado dedicadas a quebrarnos la voluntad”. Su objetivo: que los programadores firmen una especie de juramento hipocrático que les obligue a dejar de usar trucos de psicología para manipular a la gente.

“Hacemos muchas cosas con el móvil, pero este también nos obliga a realizar muchas más. La tecnología nunca es neutra”, resume Amparo Lasén, socióloga de la Universidad Complutense que trabaja en cómo las nuevas tecnologías influyen en los afectos y las relaciones. “Se ha generado un apego porque lo necesitamos. Si nos genera ansiedad dejarlo en casa es porque nuestra madre nos puede llamar o porque es fundamental para nuestro trabajo”, añade. Hay un reproche social por estar todo el día conectados, pero es bastante común recibir un e-mail de trabajo a las diez de la noche de un domingo. Y lo que es peor: un 25% de los españoles reconocen usar WhatsApp para cuestiones laborales, según un CIS reciente. Con la doble confirmación azul de esta aplicación es más difícil ignorar una ocurrencia extemporánea del jefe. “Mucho del estrés extremo, del que provoca incluso muertes por trabajo, está causado por los móviles”, advierte Carbonell. La oleada de suicidios provocados por la presión empresarial ha obligado a plantear el “derecho a la desconexión digital” en la contestada reforma laboral francesa. Además, en muchas empresas es fundamental que los trabajadores sean habilidosos en redes sociales o que cuenten con una legión de seguidores para vampirizarla. Según Lasén, “se ha desdibujado por completo la frontera entre ocio y trabajo”. Y el móvil es el pasapurés en el que se prepara esa papilla.

Eric Schmidt, de Google, expresó su propia preocupación al señalar que ya ni en los aviones podía leer tranquilo porque ahora tienen wifi. “­Schmidt hizo este comentario al mismo tiempo que promocionaba su libro, que celebra, incluso en su subtítulo, cómo la tecnología va a remodelar a la gente”, critica Turkle. Las ideas de Harris de respetar el tiempo y la atención de los usuarios no cuajaron en las plantas nobles del buscador cuando se las planteó a sus jefes. Por eso, Turkle insiste en su libro: “Ten presente el poder de tu teléfono. No es un accesorio. Es un dispositivo psicológicamente poderoso que cambia no solo lo que haces, sino quién eres”. Hace una década, Steve Jobs aseguró que ese aparato que blandía, el iPhone, iba a cambiarnos para siempre. Pienso en que tenía mucha razón mientras consulto la app de la guardería para saber si mi hija ha dormido siesta. Cuando no la duerme es más probable que se ponga como una fiera. Es importante que lo mire.
P.D:
http://cultura.elpais.com/cultura/2016/12/23/actualidad/1482515361_348362.html 

Actualización a 05/01/2017: Comorl?!?
https://www.theguardian.com/film/2017/jan/04/turn-it-on-future-iphones-and-ipads-to-have-theatre-mode-for-use-in-cinemas
Turn it on! Future iPhones and iPads may have 'theatre mode' for use in cinemas
Apple leaker says new icon will feature on next iOS update to reduce annoyance caused by smartphones during screenings
Woman using phone in theatre
Apple analysts suggest the update, denoted 10.3, will become available on 10 January.
Andrew Pulver
@Andrew_Pulver
Wednesday 4 January 2017 11.46 GMT
Last modified on Wednesday 4 January 2017 12.37 GMT
Future versions of the iPad and iPhone may include a newly designed “theatre mode”, designed to overcome the annoyance caused to filmgoers by cinema patrons checking their smartphones.
According to serial Apple leaker Sonny Dickson, it will feature in the next iOS update, denoted 10.3, which Dickson says is due to start rolling out on 10 January. Dickson also says that a popcorn-shaped icon will be added to the Apple control centre to operate it.

Apple analysts AppleInsider are more sceptical, but suggest the update will be “iPad-centric” and might “disable system sounds and haptic feedback, block incoming calls and messages and reduce initial screen brightness during a movie”. AppleInsider also suggests it could draw on a series of Apple-patented technologies going back to 2012 that allow for the triggering of “customised phone settings automatically based on a phone’s GPS position”.

However, AppleInsider backs up Dickson’s claim of a 10 January start-date, saying its own site-tracker has shown a recent spike of visits from devices apparently running iOS 10.3.

Mobile phone use inside cinemas has been a bone of contention for years, with the AMC chain suggesting it could allow “texting-friendly” screenings, and a series of cinema-rage incidents such as the widely reported killing of an audience member in Miami during a screening of Lone Survivor in 2014, and a filmgoer being Maced in Los Angeles at a showing of Mr Turner.
Gracias, Apple, por pensar por mí! :P

Actualización a 14/02/2017: Que siga el negocio!
http://elpais.com/elpais/2017/03/10/planeta_futuro/1489161724_873110.html 

Actualización a 13/10/2017: Más:
https://www.xataka.com/moviles/como-conseguir-mirar-menos-el-movil-segun-lo-enganchado-que-estes 

No hay comentarios:

Publicar un comentario