viernes, 9 de octubre de 2015

Las Enseñanzas de Don Juan de Carlos Castaneda

Muy buenas,
Creía que ya tenía una entrada sobre el tema pero, a pesar de que es un libro del que me acuerdo regularmente, veo que no:
https://es.wikipedia.org/wiki/Las_ense%C3%B1anzas_de_Don_Juan


Las Enseñanzas de Don Juan: Una Forma Yaqui de Conocimiento, (del inglés: The Teachings of Don Juan: A Yaqui Way of Knowledge) es un libro escrito por Carlos Castaneda como su tesis de Maestría en Antropologia. Se publicó por primera vez en 1968 en inglés por la University of California Press y en 1974 en español. El libro narra las vivencias del autor junto a un auto-proclamado chamán yaqui del estado de Sonora (México) llamado Juan Matus entre 1960 y 1965.

El libro esta dividido en dos secciones. La primera sección, Las Enseñanzas, es una narrativa en primera persona que documenta las interacciones iniciales de Castañeda con Don Juan usando tres tipos de plantas psicotropicas. Peyote, Tolache (Datura inoxia) y un hongo de la familia Psilocybe (probablemente Psilocybe mexicana), y los estados de realidad no ordinaria alcanzados mediante el consumo de dichas sustancias. En la segunda parte el libro el autor realiza un análisis estructural buscando "revelar la cohesión y contingencia interna de las enseñanzas de Don Juan".

La veracidad de los hechos relatados, al igual que la del resto de la obra de Castaneda, ha sido fuente de polémica, considerándose un caso de engaño para algunos, mientras que para otros se trata de un libro auténtico.

Cronológicamente es el primer libro de colección de cuatro libros, seguida sucesivamente de una segunda saga de nueve más.
Estructura:
Introducción::
El autor relata la manera en la que conoció a Don Juan, se habla brevemente del maestro de Don Juan “un diablero”, el autor realiza una reflexión sobre las experiencias vividas durante los 5 años en que fue aprendiz de Don Juan, se habla sobre las plantas usadas, estados de realidad no ordinaria, poder, objetos de poder y el aliado.

Parte I: Las Enseñanzas
Capítulo 1
:

Carlos Castañeda pide ser instruido sobre la planta de peyote, Don Juan le señala que “podrá tener en cuenta dicha petición siempre y cuando [Castañeda] poseyera claridad de mente y propósito con respecto a lo que le había preguntado”.

Don Juan pide a Carlos Castañeda encontrar su sitio en el zaguán sintiéndolo con los ojos. Tras horas intentando encontrar su sitio Castañeda finalmente encuentra “el sitio” y “el enemigo”. Don Juan le dice a Castañeda que “[…] estos dos lugares [son] la clave del bienestar de un hombre, especialmente si [busca] conocimiento. El mero acto de sentarse en el sitio propio [crea] fuerza superior; en cambio, el enemigo [debilita] e incluso [puede] causar la muerte”.

Don Juan le señala a Castañeda que conocer a Mescalito no es ningún chiste, "Mescalito pide una intención muy seria".

Capítulo 2:

Se relata la primera experiencia en la que Castañeda consume Peyote, (conoce a Mescalito). Al intentar Castañeda entender su estado a partir del estado de realidad ordinaria siente deseos de finalizar su proceso de aprendizaje; sin embargo, para Don Juan que Mescalito jugara con Castañeda es una señal de que puede compartir sus secretos con él.

Don Juan le dice a Castañeda que le va a enseñar no solo sobre Mescalito sino también sobre “el aliado”, Don Juan señala que Mescalito es otra clase de poder, “un protector, un maestro”.

Capítulo 3:

Don Juan habla sobre los dos aliados que conoce, "la yerba del diablo" y "el humito". Enseña la preparación de las mezclas alucinógenas y finalmente habla sobre el "hombre de conocimiento" y los 4 enemigos naturales del hombre.

La "yerba del diablo" (Datura inoxia) es un aliado que en palabras de Don Juan "malogra a los hombres, [ya que] les hace probar el poder demasiado pronto, sin fortificar sus corazones, y los hace dominantes y caprichosos". Don Juan relata que aquel hombre que quiera a la "yerba del diablo" como aliado toma las raíces y las semillas, (especialmente estas ultimas) dejando las flores, el tallo y las hojas. Don Juan enseña a Castañeda el metodo de extracción de la raíz de la "yerba del diablo" y le señala que es un aliado que se usa solamente para dar poder.

"El humito" es un aliado que dice que hacer, "es un aliado que se utiliza para observar y ver y una vez un hombre entra en su campo, todos los otros poderes están a su disposición". Consiste de dos partes, la pipa y la mezcla de fumar, su preparación debe ser enseñada ya que es un veneno mortal y sus efectos tan terribles que solo un hombre fuerte que se ha preparado llevando una vida dura y tranquila puede soportar la más pequeña fumada. El mayor don del "humito" es que lleva a cabo su función sin dañar en lo más mínimo.

Don Juan señala que un hombre de conocimiento es "alguien que ha seguido de verdad las penurias de aprender. Un hombre que sin apuro, sin vacilación ha ido lo más lejos que puede en desenredar los secretos del poder y el conocimiento". Los cuatro enemigos naturales que un hombre debe vencer para convertirse en un hombre de conocimiento son:

    El miedo
    La claridad
    El poder
    La vejez


Capítulo 4:

Don Juan habla acerca de Mescalito y Castañeda tiene su segundo encuentro con Mescalito.

Según Don Juan, Mescalito es un protector y un maestro, es un protector para aquellos que "le gustan" aunque también daña a cierta gente porque "lo buscan con la idea de sacar provecho sin trabajar", para aquellas personas que carecen de un aliado Mescalito puede cumplir una función de protección viendo que nada malo le pase a uno. Don Juan señala que cuando Mescalito acepta por completo a alguien se le aparece como un hombre, o como una luz, cuando alguien ha ganado esta clase de aceptación, "Mescalito es constante, ya no vuelve a cambiar después, y algún día incluso puede llevarlo a uno a volar y revelarle todos sus secretos; [sin embargo], para llegar a ese punto uno tiene que ser un hombre fuerte y la vida de uno tiene que ser verdadera, una vida que se vive con la certeza nítida de estarla viviendo, una vida fuerte"

Don Juan y Castañeda realizan un viaje para juntar un poco de Mescalito, Don Juan explica a Castañeda que "[a Mescalito] lo recogeremos solo cuando se nos presente en nuestro camino. El nos encontrara y no al revés. El nos encontrara... si quiere". Adicionalmente Don Juan señala que no es necesario beber en esta búsqueda y cuando Castañeda pide si podía encender un fuego Don Juan reacciona como si fuera inconcebible preguntar tal cosas. Don Juan señala que "por esta noche [somos ]huéspedes de Mescalito y [...] el nos daría calor"

Durante el crepúsculonota 5 Don Juan y Castañeda consumen 14 botones de peyote y Castañeda logra percibir a Mescalito como una entidad antropomórfica, así mismo le da a Castañeda la respuesta a una pregunta esta señal es vista por Don Juan como una de buen augurio e inician la recolecta de Peyote, Don Juan comenta a Castañeda que el protector le puede enseñar cancioness que son un vinculo entre ellos, estas canciones deben ser enseñadas por el protector y no deben ser copiadas de otras personas. Así mismo Don Juan señala que el verdadero nombre de Mescalito no puede ser pronunciado más que para llamarlo.

Parte II: Análisis estructural

Aquí es donde el mismo autor analiza los contenidos de la primera parte con el fin de revelar la cohesión interna y la fuerza lógica de las enseñanzas de Don Juan. Para esto compone cuatro conceptos como unidades principales:

    Hombre de conocimiento
    Un hombre de conocimiento tenía un aliado
    Un aliado tenía una regla
    La regla se corroboraba por consenso especial

Estas cuatro unidades se componen a su vez de ideas subsidiarias y así la estructura total compone todos los conceptos significativos hasta el momento en que abandono su aprendizaje.
Notas:
En el contexto de la obra se hablara del Peyote como Mescalito.
Estados de realidad inusitada contrapuestos a la realidad ordinaria de la vida cotidiana.
“Un “aliado” es un poder que un hombre puede traer a su vida para que lo ayude, lo aconseje, y le dé la fuerza necesaria para ejecutar acciones. […] Este aliado es la ayuda indispensable para saber”.
Los poderes aliados solo están a disposición de los brujos, pero cualquiera puede disponer de Mescalito.
Don Juan señala que el crepúsculo es la raja entre los mundos.
Publicaciones:
https://es.wikipedia.org/wiki/Carlos_Castaneda#Publicaciones
Las obras de Castañeda, todas escritas en inglés pese a que él hablaba perfectamente castellano (de hecho, corregía personalmente las traducciones al castellano), son un recuento de la cosmología que Don Juan Matus le inculcó. Escritas en primera persona, se han convertido en clásicos de la literatura espiritual y la Nueva Era.

Experiencias con Don Juan, hasta su muerte

-Las enseñanzas de Don Juan (The Teachings of Don Juan: A Yaqui Way of Knowledge, 1968, que además fue su tesis).
-Una realidad aparte (A Separate Reality, 1971).
-Viaje a Ixtlán (Journey to Ixtlan, 1973): con él obtuvo su doctorado.
-Relatos de poder (Tales Of Power, 1975).

Es en los dos primeros libros donde Castañeda centra su atención en presentar las particularidades del peyote, a quien llamada Mescalito, considerado por don Juan como un protector, así como la presencia de aliados en la yerba del diablo (planta del género Datura) y en el humito (hongo del género Psilocybe), plantas que empleaba don Juan como un recurso para obtener lo que Carlos Castañeda llamó "estados de conciencia aumentada". A partir del tercer libro, "Viaje a Ixtlán", replantea el contenido de los libros para centrarse en alcanzar "otras realidades" sin el uso de ninguna clase de enteógeno. En el cuarto, "Relatos de Poder", se narra cómo instó Don Juan a Carlos al "salto a lo desconocido", a partir de lo cual sus caminos se separan, lo que dejaría a Castañeda como el heredero de su linaje. En su calidad de nuevo Nagual, Castañeda tuvo la libertad de encontrar a sus propios discípulos.

Etapa mística

-El segundo anillo de poder (The Second Ring Of Power, 1977).
-El don del águila (The Eagle's Gift', 1981)
-El fuego interno (The Fire From Within, 1984)
-El conocimiento silencioso (The Power Of Silence, 1987)
-El arte de ensoñar (The Art Of Dreaming, 1993)
-El silencio interno (Silent Knowlegde, 1996): también conocido como "El Libro Púrpura", y que solo fue vendido en los workshops de Tensegridad.
-El lado activo del infinito (The Active Side of Infinity, 1998)
-Pases mágicos (Magical Passes, 1999)
-La rueda del tiempo (The Wheel of Time, 2000)

El éxito de los libros de Castañeda hizo que surgieran de golpe multitud de otros brujos/hechiceros de tradición indígena, algunos incluso opuestos a él.
Vale, y a lo que vamos, lo importante. Qué es ser un hombre de conocimiento y cuáles son los 4 enemigos naturales a los que se debe enfrentar? Un extracto del libro:
http://www.integrar-rrhh.com/pdf/articulos/varios/Lectura_Los_enemigos_del_hombre_de_conocimiento.pdf
El chamán lo había escogido como aprendiz, para acompañarlo en un viaje largo y arduo que demandaba todo su compromiso. Deseo que este cuento logre plasmar la profundidad de ese viaje..., el del conocimiento.
En nuestras conversaciones Don Juan solía referirse a los enemigos del hombre de conocimiento..., vaya a saber cuántas veces le pregunté: ¿cómo se logra ser un hombre de conocimiento? ¿cuáles son esos enemigos? E invariablemente él respondía que no me apure, que y a me iba a encontrar con ellos. Tanto demandé sus respuestas, que un día después de varios meses aceptó mis pedidos y me dijo:
-Un hombre de conocimiento es alguien que ha seguido de verdad las penurias de aprender. Un hombre que, sin apuro, sin vacilación ha ido lo más lejos que puede en desenredar los secretos del poder y el conocimiento.
-¿Puede cualquiera ser un hombre de conocimiento?
-No, no cualquiera.
-¿Entonces, qué debe hacer un hombre para volverse hombre de conocimiento?
-Debe desafiar y vencer a sus cuatro enemigos naturales.
-¿Será un hombre de conocimiento tras derrotar a estos cuatro enemigos?
-Si. Un hombre puede llamarse hombre de conocimiento sólo si es capaz de vencer a los cuatro. Todo el que los venza se convierte en un hombre de conocimiento.
-Debe usted decirme qué clase de enemigos son.
-Cuando un hombre empieza a aprender, nunca sabe lo que va a encontrar. Su propósito es deficiente; su intención es vaga. Espera recompensas que nunca llegarán, pues no sabe nada de los trabajos que cuesta aprender.
Pero uno aprende así, poquito a poquito al comienzo, luego más y más.
Y sus pensamientos se dan de topetazos y se hunden en la nada. Lo que se aprende no es nunca lo que uno creía. Y así se comienza a tener miedo. El conocimiento no es nunca lo que uno se espera. Cada paso del aprendizaje es un atolladero, y el miedo que el hombre experimenta empieza a crecer sin misericordia, sin ceder. Su propósito se convierte en un campo de batalla.
Y así ha tropezado con el primero de sus enemigos naturales: ¡el miedo!
Un enemigo terrible: traicionero y enredado como los cardos. Se queda oculto en cada recodo del camino, acechando, esperando. Y si el hombre, aterrado en su presencia, echa a correr, su enemigo habrá puesto fin a su búsqueda.
-¿Qué le pasa al hombre si corre por miedo?
-Nada le pasa, sólo que jamás aprenderá. Nunca llegará a ser hombre de conocimiento. Será un hombre inofensivo, un hombre vencido. Su primer enemigo habrá puesto fin a sus ansias.
-¿Y qué puede hacer para superar el miedo?
-La respuesta es muy sencilla. No debe correr, debe desafiar el miedo.
Dar el siguiente paso en su aprendizaje, y el siguiente, y el siguiente.
Debe estar lleno de miedo, pero no debe detenerse.
¡Esa es la regla! Y llega un momento en que su primer enemigo se retira. El hombre empieza a sentirse seguro de sí. Su propósito se fortalece. Aprender no
es ya una tarea aterradora.
-¿Pero no volverá el hombre a tener miedo si algo nuevo le pasa?
-No, una vez que un hombre ha conquistado el miedo, está libre de él por el resto de su vida, porque a cambio del miedo ha adquirido la claridad:
una claridad de mente que borra el miedo.
Y así ha encontrado a su segundo enemigo: ¡la claridad! Esa claridad de mente, tan difícil de obtener, dispersa el miedo, pero también
enceguece.
Fuerza al hombre a no dudar nunca de él. Le da la seguridad de que puede hacer cuanto se le antoje, porque todo lo que ve lo ve con claridad. Y tiene valor porque tiene claridad, y no se detiene en nada porque tiene claridad. Pero todo eso es un error; es como si viera algo claro pero incompleto. Si el hombre se rinde a esa ilusión de poder, ha sucumbido a su segundo enemigo. La claridad es el primer paso de la soberbia. Será claro mientras viva, pero ya no apre
nderá ni ansiará nada.
-Pero ¿qué tiene que hacer para evitar la derrota?
-Debe hacer lo que hizo con el miedo: debe desafiar la claridad y usarla sólo para ver, y esperar con paciencia y medir con tiento antes de dar otros pasos; debe pensar, sobre todo, que su claridad es casi un error. Y vendrá un momento en que comprenda que su claridad era sólo un punto delante de sus ojos. Y así habrá vencido a su segundo enemigo, y llegará a una posición donde nada puede ya dañarlo.
 Esto no será un error ni tampoco una ilusión. No será solamente un punto delante de sus ojos. Ese será el verdadero poder.
Sabrá entonces que el poder tanto tiempo perseguido es suyo por fin.
Puede hacer con él lo que se le antoje. Su aliado está a sus órdenes. Su deseo es la regla. Ve claro y parejo todo cuando hay alrededor. Pero también ha tropezado con su tercer enemigo: ¡el poder!
El poder es el más fuerte de todos los enemigos. Y naturalmente, lo más fácil es rendirse; después de todo, el hombre es de veras invencible. Él manda; empieza tomando riesgos calculados y termina haciendo reglas, porque es el amo del poder.
Un hombre en esta etapa apenas advierte que su tercer enemigo se cierne sobre él. Y de pronto, sin saber, habrá perdido la batalla. Su enemigo lo habrá transformado en un hombre cruel y caprichoso.
-¿Entonces qué lo distinguirá de un hombre de conocimiento?
-Un hombre vencido por el poder muere sin saber realmente cómo manejarlo. El poder es sólo una carga sobre su destino. Un hombre así no tiene dominio de sí mismo, ni puede decir cómo ni cuando usar su poder.
-¿Cómo puede vencer a su tercer enemigo?
-Tiene que desafiarlo, con toda intención. Tiene que llegar a darse cuenta de que el poder que aparentemente ha conquistado no es nunca suyo de verdad. Es un don que le han otorgado, así como se lo dieron se lo podrán quitar. Deberá honrar ese don, tenerlo a raya a todas horas, manejando con tiento y con fe todo lo que ha aprendido. Si puede ver que, sin control sobre sí mismo, la claridad y el poder son peores que los errores, llegará a un punto en que todo se domina.
Entonces, sabrá cómo y cuando usar su poder. Y así habrá vencido a su tercer enemigo.
El hombre estará, para entonces, al fin de su travesía por el camino del conocimiento, y casi sin advertencia tropezará con su último enemigo: ¡la
vejez!
Este enemigo es el más cruel de todos, el único al que no se puede vencer por completo; el enemigo al que solamente podrá ahuyentar por un instante.
Este es el tiempo en que un hombre ya no tiene miedos, ya no tiene claridad impaciente; un tiempo en que todo su poder está bajo control, pero también el tiempo en que siente un deseo constante de descansar.
No obstante, algunos hombres sabios, se sacuden el cansancio, ahuyentan al último enemigo y viven su destino hasta el final, pueden ser llamados hombres de conocimiento.
En mi opinión, todo ésto no es más que una forma bonita (y metafórica) de describir una HERRAMIENTA de aprendizaje para reflexionar sobre lo que hacemos, por qué y cómo perseverar.
Pero funciona, que es de lo que se trata.

P.D: Ayer mismo, en Kaxilda:
http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com.es/2013/05/espacio-de-encuentro-kaxilda-elkargunea.html





P.D.2: Mención especial a Antonio Escohotado y su obra sobre las drogas:
https://es.wikipedia.org/wiki/Antonio_Escohotado#Obras
Una vez entendida la lógica de sus efectos, las sustancias pasan a ser innecesarias:
http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com.es/2015/05/maritxus.html

Actualización a 02/03/2016: Vaya, hoy en Linkedin:
http://economia.elpais.com/economia/2016/02/29/actualidad/1456773463_063944.html

Y mi comentario al respecto:
Me hace mucha gracia lo del "pensamiento radical".
Algun@s llevamos,prácticamente, TOODA la vida planteándonos las cosas y observando, curiosos, cómo nos alejamos de la "corriente".
Lo más irónico es que no estamos, para nada, sol@s en esta nueva senda por la que nos lleva nuestro "conocimiento silencioso" y, al parecer, colectivo.
Lo único que hay que hacer es volver a formar "individuos pensantes", cosa que llevan AÑOS evitando.
Actualización a 07/06/2016: Fotillos la semana pasada en Kaxilda:
http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com/2013/05/espacio-de-encuentro-kaxilda-elkargunea.html




No hay comentarios:

Publicar un comentario