lunes, 7 de abril de 2014

Mi Primera Inmersión en la Pikatxilla, Txispas!

Muy buenas,
El sábado por la tarde quedamos para salir con el barco con dos amigos y yo aproveché para hacer mi primera inmersión en la Pikatxilla (llevaba AÑOS queriendo hacerla pero con mi hermano... mal por profundidad y localización para fondear).

-Info:
http://www.buceodonosti.com/buceodonosti/de/pikatxilla.asp?cod=1836&nombre=1836
PIKATXILLA:
La Pikatxilla es un enorme bajo situado en la cala de Mompás, cerca de la playa de la Zurriola.
Este bajo tiene una concentración de vida impresionante por estar situado en una zona en la que todo el entorno es arenoso. Es una de las inmersiones estrella del Cantábrico y está situada a 10 minutos escasos del punto de embarque.
Aparte de la fauna habitual del Cantábrico,  encontraremos con profusión sargos, lubinas, lábridos, txitxarros (jureles), cefalópodos (pulpos y sepias) y congrios. Los fondos arenosos permiten la contemplación de otras especies, como algún rape al acecho de presas y torpedos descansando sobre el fondo.

En las rocas exteriores con un poco de suerte podemos ver algún pez luna. La grieta de la Pikatxilla es un buen punto para observar colorida microfauna. Los restos del motor los utiliza un enorme bogabante como morada. En la grieta se esconden galateas, santiaguiños , nécoras y curiosos blenios y gobios.

Inmersión:
La inmersión comienza descendiendo por el cabo del ancla hasta la cima del bajo (Pikatxilla) en -5m. Desde este punto descenderemos por  su cara norte hasta un fondo de arena de -29 m, desde este fondo tomando rumbo este alcanzaremos los restos de un pecio, una caldera y un motor. En este punto nos encontraremos tomando rumbo norte cerca de un pequeño bajo que rodearemos dirección norte alcanzando dos grandes bajos a -32 metros. Del situado al este tomaremos rumbo sur, pasando de nuevo sobre la caldera del viejo pecio y alcanzando la Pikatxilla en su lado este. En este extremo buscaremos una grieta que parte el bajo prácticamente en dos, en dirección aproximada este oeste, y que progresivamente alcanza los -5 m en el punto del ancla. Buena pared para ir realizando un lento ascenso y la pertinente parada de seguridad.

Existe una segunda variante de un nivel medio. Partiendo del cabo del ancla, descender dirección sur hasta un fondo de -22 m. desde este fondo continuando dirección sureste se encuentra el pecio de un pesquero, que descansa sobre un costado con sus aparejos de pesca, a los que por supuesto no hay que acercarse. Desde el pesquero dirección norte encontraremos la grieta antes descrita.

http://www.forobuceo.com/phpBB3/viewtopic.php?p=505972&sid=d45a871a1accb9c3247e3fbf6ee4c812
El Bajo de la Pecachilla (o más conocido como La Pikatxilla). Es un bajo impresionante, que tiene de todo, los restos de un pecio del s. XVIII, la caldera de un vapor, los restos de un pesquero, un cañón-paso estrecho precioso. Y en cuanto a vida, lunas, ballestas, sargos de todo tipo enormes, corcones que dan miedo de lo grandes que son, un congrio residente, nudibranquios de todo tipo, gorgonias, manos de muerto,etc. Además suele ser zona de bancos de bogas y txitxarros.
La inmersión es espectacular, aunque hay que ir con buena mar por las corrientes. Últimamente la visibilidad esta siendo espectacular y las inmersiones de escandalo. La máxima profundidad son los 30 metros, donde está el pecio, pero como el bajo sube casi hasta superficie, hay para todos los niveles.
-Ubicación (frente a Monpás, en Sagués):



Me acerqué con el barco guiado por el GPS (tenemos el punto marcado) pero coincidió que había una zodiac fondeada sobre la cima y estaban haciendo apnea.
Una vez que les pregunté sobre la ubicación exacta y fondeé algo alejado, me puse el equipo y me acerqué nadando por superficie para localizar la cima y comenzar la inmersión.
Efectivamente, estaba a unos 5ms por debajo y aproveché esa zona para poder probar el nuevo filtro rojo para la Go Pro HD Hero 2:
http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com.es/2013/05/go-pro-hd-hero-2-carcasa-de-buceo.html

Videos:





P.D: Lo tengo que probar mejor ya que no me acaba de convencer.

Desde la cima comencé a bajar por la cara Oeste (iluminada por el sol) del bajo en dirección Sur siguiendo una laja bastante profunda por encima.

Videos:





Llegamos a una especia de meseta donde podemos aprovechar para pasar al otro lado del bajo.



Video (un poquito antes de llegar a la meseta):



El lado Este del bajo es bastante más vertical y profundo (ya que cae a plomo hasta los 30 ms) y alberga los restos del vapor.

Videos:



Desde aquí, vamos subiendo, poco a poco, hacia la cima para poder hacer la parada de seguridad.
47 minutos a 12º con una profundidad máxima de 27 ms.
Sitio interesante al que volver ya que permite mucho juego!

Edit:
http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com/2014/07/software-de-diario-y-planificador-de.html



Actualización a 19/04/2014: Ok, y segunda con Buceo Donosti y su prueba de traje seco:
http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com.es/2014/04/mi-primera-inmersion-con-traje-seco.html

Mosan me estuvo explicando el funcionamiento del traje y varias cosas a tener en cuanta (muchas gracias!) y bajamos por el cabo a la meseta de Pikatxilla:


  
Un grupo de 4 tiramos desde aquí hacia la cara norte del bajo:



Y, de ahí, bajamos hacia los restos del vapor y su caldera:





Es aquí donde, por fin, pude ver a los famosos bovagante y congrio que deben vivir dentro de la caldera:





Tirando más hacia el norte, pasando por encima de una laja, llegamos a los restos de madera de otro pecio del siglo XVIII:


  
Actualización a 11/05/2014: Ayer hicimos la tercera y estuve echando un ojo a los restos del pesquero (tercer y último de los pecios que me faltaba por ver):





Cómo echaba de menos esos decensos por el cabo en aguas abiertas! El primer video está grabado a 28,5 ms después de bajar por el cabo y colocar bien el ancla. 

Edit:
http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com/2014/07/software-de-diario-y-planificador-de.html



Nota: Parece ser que la aleta que perdí flota, por lo que me olvido, ya, de tratar de encontrarla:
http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com.es/2014/04/mi-primera-inmersion-con-traje-seco.html
Mi hermano tuvo que volver a usar las antiguas aletas pero se le olvidaron los escarpines finos y tuvimos que improvisar unos (sí, son bolsas de basura, sí! Ja, ja, ja!!!):



Y pudimos ver las labores de bombeo de arena que han empezado este viernes en la Zurriola ya que los barcos estaban frente a Monpás::
http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com.es/2014/05/de-sagues-hacia-la-punta-de-monpas.html



Actualización a 19/05/2014: Y la cuarta ayer mismo. Impresionante velero que andaba por allí:




Videos:













Actualización a 16/06/2015: El pasado sábado volvimos a bucear allí con idea de ver el pesquero (que mi hermano no había visto), rodear el monte, ver el vapor y terminar en la llanura que hay en dirección a la costa.
Bajamos un poco a ciegas hacia el pesquero pero volvimos a caer sobre él (Soy un crack! Ja, ja, ja!!!):





Seguimos cogiendo profundidad y vimos un congrio y un centollo:








Pasamos por un cañón-paso estrecho bajo una laja y rodeamos el monte para volver por el otro lado. Como nos estábamos quedando sin tiempo de fondo, tuvimos que volver a menos profundidad de la planeada y no pudimos ver el vapor.
Parada de seguridad sobre la cima mientras nos mecían las olas y jugábamos con un banco de muxarras.
Mi hermano volvió a pasar frío ya que había una diferencia de 6 grados entre la superficie y el fondo (26 ms con marea baja)!


Actualización a 26/06/2015: Ayer, después de la segunda Hack & Beers de Donosti (http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com.es/2014/07/curso-de-seguridad-informatica-en-asle.html), estuvimos echando unos potes en la taberna náutica La Picachilla de la Zurriola y estuve charlando sobre el bajo (http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com.es/2014/04/mi-primera-inmersion-en-la-pikatxilla.html) de en frente de Monpás (http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com.es/2014/05/de-sagues-hacia-la-punta-de-monpas.html) con dueño y camarero...







Actualización a 06/08/2015: Ok, mi hermano ha empezado a hacer mapitas y nos gustaría ir corrigiéndolos:
http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com.es/2013/10/cartografia-submarina.html



Actualización a 28/09/2015: Ayer volvimos a Pikatxilla:
http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com.es/2013/06/salidillas-en-barco-bucear.html
















Fué una inmersión MUY entretenida (vimos MUCHAS cosas) pero hubo bastante corriente.
También vimos bichos:
http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com.es/2014/07/langosta-en-biosnar.html







Actualización a 13/07/2016: Unos planos que me pasó Joanes (de Apsas: http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com/2014/05/mi-primera-inmersion-con-la-federacion.html):
http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com/2015/01/puntos-de-inmersion.html


Actualización a 24/08/2016: Ayer volví a bucear allí curioseando un poco entre Pikatxilla y la costa:
http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com/2014/05/bucear-solo.html

Mi segunda vez por allí:


Actualización a 12/09/2016: El sábado volví a Pikatxilla y, en la segunda, probé un sitio nuevo bajo una pared con 3 lajas-cuevas fuera de Illurgita:



http://viviendoapesardelacrisis.blogspot.com/2013/06/salidillas-en-barco-bucear.html







La famosa gruta o túnel que vimos en el plano:









Actualización a 24/08/2016: Vaya, llevamos una semana en la que no se habla de otra cosa porque un pesquero pegó allí:















http://www.diariovasco.com/gipuzkoa/picachilla-leyenda-negra-20171001002051-ntvo.html
Picachilla, una leyenda negra para los naufragios
Picachilla se adivina desde las faldas del monte Ulia a una milla de la costa, donde rompe la espuma del mar. / LUIS MICHELENA
La roca sumergida en el mar ante Ulia ha provocado a lo largo de la historia multitud de accidentes. El último, el del pesquero 'Berriz Patxiku'

ELENA VIÑAS PASAIA.
Domingo, 1 octubre 2017, 07:54

El pesquero 'Berriz Patxiku', que la madrugada del lunes a punto estuvo de hundirse mientras faenaba ante los acantilados de Ulia, es el último de una interminable lista de barcos que a lo largo de los siglos se han accidentado en Picachilla, una roca situada en las proximidades de Mompás a la que los hombres de mar le tienen siempre respeto. No es de extrañar. Aseguran que es «traicionera» y especialmente peligrosa para los buques de mucho calado.

Resulta casi imposible verla a ras del agua, pero se adivina por la espuma de las olas que rompen en medio del mar, a poca distancia de tierra. «Con la bajamar y si hay algo de mar de fondo, puedes acabar sobre ella», afirma Xabier Agote, presidente de la asociación Albaola, quien alerta de este punto negro, el equivalente vasco de la Costa da Morte. «Hay que estar atento para no pegar con ella, la única existente en nuestro litoral más cercano, no como en Bretaña, donde hay montones de 'Picachillas' y eso obliga a ser prudente», señala.

Xabier Anatol, un arrantzale pasaitarra ya jubilado, conoce como nadie esa zona maldita para cuantos viven de la mar, no en vano ha visto a lo largo de su vida multitud de barcos accidentados en dicho punto. En algunos de ellos incluso llegó a intervenir para ayudar a recuperar los buques embarrancados, coincidiendo con el tiempo en que trabajó para una empresa de remolcadores marítimos. «Es bastante peligroso», asegura, refiriéndose al gran brazo de roca situado en las inmediaciones de Mompás y la cala Murguita.

«Lo cierto es que en ese sitio se han perdido bastantes barcos y otros muchos han tocado el fondo, porque se trata de una roca muy pronunciada que, con las bajamares y si hay un poco de ola, queda casi al aire, pero el resto del tiempo no se ve. En días de niebla, ahí también se han perdido embarcaciones que, de camino a Pasaia, viniendo de San Sebastián, han solido pegar en ella. Es lo que le pasó hace muy pocos años a un barco que acabó embarrancando en la playa de La Zurriola», explica.

La lista de nombres de naves que han sufrido accidentes en Picachilla es interminable. Anatol hace memoria de uno de los casos que más le impactó, el protagonizado por el pesquero 'Luis Adaro'. Aún recuerda cómo este pegó en la roca y fue a embarrancar a la entrada de la bancha oeste del puerto de Pasaia, en Senekozulua. «Ocurrió a principios de los años cincuenta y fue muy conocido, ya que el salvamento resultó bastante difícil. Hubo que poner cables a tierra», cuenta.

Otros hundimientos son recordados con cierto halo de leyenda, como aquellos dos o tres barcos de guerra que se malograron, lo mismo que un submarino alemán que «pegó ahí». «También recuerdo un barco con un cargamento de carbón de Gijón -comenta-. Tuvimos que ir a sacarlo a bordo del 'Ondartxo'. Si tienes la suerte de que no se encuentra profundamente embarrancado, solo tienes que pegar el tirón aprovechando un poco la marea. Eso sí, con mucho cuidado. Luego hay que llevarlo directo al dique».

A su memoria vuelven las imágenes algo más recientes de los tres veleros que corrieron la misma suerte que el 'Berriz Patxiku'y hubieron de ser rescatados. «Todo el mundo escapa de la Picachilla. Es un bajo que todos los patrones de pesca de cerco conocen muy bien», afirma.

Pero si este punto de las faldas del monte Ulia es tan peligroso, ¿por qué los barcos continúan frecuentándolo? «Porque es una zona buena para los barcos de bajura. Todo el pescado come en las rocas, como la lubina y otras especies. Si los barcos quieren comer, tienen que arriesgar. Además, entre 1945 y 1950 este era también un sitio de contrabando enorme», señala el arrantzale retirado.
Un pecio de hace siglos

Picachilla es como «un cuchillo que permanece escondido bajo el agua», una roca «muy larga y muy fina, cuyas paredes caen directamente hasta los treinta metros de profundidad». Así la define el arqueólogo marino Manu Izaguirre, quien ha buceado en sus fondos para estudiar los secretos que encierra.

Según explica, «quedan algunas piezas muy deterioradas de un barco de vapor alemán perteneciente a la Segunda Guerra Mundial, como su caldera. También hay restos de otros, como un ancla del almiraztango, que puede ser del siglo XVIII, y de dos pesqueros malogrados en los últimos diez años que estaban enteros, pero que ya han ido desapareciendo a consecuencia del efecto del mar».

El auténtico tesoro que esconde Pichachilla es un barco de madera de unos dieciséis metros de eslora que dataría del siglo XVII o del XVII. «Es difícil saberlo con exactitud. Salió hace unos ocho años de la arena que está en la base del cuchillo y que sube y baja con las corrientes», indica Izaguirre, refiriéndose al pecio de un mercante que llevaba en sus bodegas un cargamento lleno de flejes de hierro de ferrería para barricas. Esa mercancía le lleva a suponer que podía tratarse de una embarcación procedente de Orio, «donde había una concentración importante de ferrerías y cuyo puerto estaba muy vinculado al comercio de hierro».

Bajo la carga asoman en la actualidad las cuadernas, el equivalente a las costillas del esqueleto de la nave, «que cada vez están más erosionadas». Las corrientes submarinas amenazan con hacer desaparecer el barco, lo mismo que el 'teredo navalis', un molusco alargado y con forma de gusano que se alimenta de la madera.

Izaguirre y sus compañeros trabajan a contrarreloj para «sacar el mayor número de datos». No es tarea fácil. Han de desplazarse desde el puerto de Pasaia a Picachilla en una zodiac, que fondean en la cresta de la roca. «Solo podemos hacer inmersiones de veinte minutos de duración, un tiempo extremadamente corto», lamenta.

Quizá la arena tenga reservadas nuevas sorpresas y en el futuro revele la existencia de otros buques que desaparecieron en esta suerte de Triángulo de las Bermudas que se alimenta de leyendas negras y naufragios condenados a repetirse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario