viernes, 14 de marzo de 2014

Rescate de Cuerpos en el Pecio Santa Ana del Cabo Peñas

Muy buenas,
Parece que está complicado el tema:
http://www.lne.es/aviles/2014/03/11/reanudan-busqueda-seis-desaparecidos-naufragio/1555039.html
EL "SANTA ANA", LA MAYOR TRAGEDIA PESQUERA EN 53 AÑOS
La mala mar impide a los buzos el acceso al barco naufragado en Cabo Peñas
Un equipo de la Guardia Civil especializado en acceso a lugares confinados se incorporará mañana al operativo - Si la situación se complica más, Salvamento Marítimo se planteará la posibilidad de reflotar el barco
11.03.2014 | 22:09

 M. MANCISIDOR / AMAYA P. GIÓN / A.R./ ILLÁN GARCÍA La mala mar ha obligado hoy, poco antes de las 14.00 horas, a detener una nueva inmersion del equipo de buzos  después de comprobar que las fuertes corrientes hacen que el descenso sea muy peligroso. No obstante el operativo de búsqueda ha continuado con las patrulleras y helicópteros.

"Se ha conseguido que dos buzos se aproximaran al casco a unos 30 metros de profundidad pero tuvieron que dar marcha atrás porque la visibilidad es nula. El barco parece enganchado por la popa a tierra. Hace un movimiento transversal, como una peonza, lo que es peligrosísimo para los buzos", señaló el capitán marítimo, Licinio Alonso, quien anunció que mañana un equipo de la Guardia Civil especializado en accesos a lugares confinados se sumará al operativo. Así, está previsto que los agentes de la Benemérita se reúnan con el resto de integrantes de la operación para analizar la situación, pero probablemente no se vuelva a intentar acceder al barco hasta el jueves, cuando se espera una mejoría del estado de la mar.

El equipo que trabaja desde ayer en las labores de rescate ha estado en el puerto de Avilés visitando barcos muy similares al 'Santa Ana', con parecidas puertas, trampillas y escaleras, para facilitar la futura operación.

El director general de Interior, José Luis Villaverde, explicó a las puertas de la sede de Capitanía Marítima que los restos mortales de Manuel Indalecio Mayo Brea partieron a última hora de la tarde de ayer rumbo a Muros (La Coruña), y que a lo largo de la mañana estaba prevista la salida de los del portugués Francisco G. Fragateiro. Familiares y allegados de los desaparecidos se encuentran en la sede de la Autoridad Portuaria, con atención psicológica constante.

El barco, que está tapado por un kilómetro de red, lleva 50 toneladas de combustible. Si la situación se complica aún más, Salvamento Marítimo se planteará la posibilidad de reflotar el barco, una operación que podría prolongarse durante dias.

Pasadas las 09.00 horas de esta mañana se retomaba el operativo de búsqueda de los seis desaparecidos en el naufragio que ayer tuvo lugar frente al Cabo Peñas. Un arrastrero portugués, el "Santa Ana", se hundía ayer de madrugada y dejaba por el momento dos muertos y un rescatado, a la espera de tener noticias del resto de la tripulación, compuesta por otras seis personas.

La patrullera inició un reconocimiento de la zona del accidente en las inmediaciones de la isla de la Erbosa, a la espera de los buzos. La densa niebla a primera hora en el Cabo Peñas dificultó la búsqueda y el vuelo de los helicópteros.

ASÍ FUE EL DISPOSITIVO DE RESCATE DURANTE EL DÍA DE AYER

El operativo de rescate puesto en marcha ayer a las 05.30 horas dio sus primeros resultados sobre las diez de la mañana, cuando fueron hallados en el agua los cuerpos sin vida de los marineros Francisco Gomes Fragateiro (patrón de costa) y Manuel Indalecio Mayo Brea (cocinero). En las horas siguientes, y pese al amplio despliegue de medios, todos los esfuerzos por rescatar a los seis tripulantes del barco desaparecidos fueron infructuosos. El engañoso estado del mar -plácido en la superficie, pero muy revuelto debajo- y el lío que formaron las redes del "Santa Ana" al irse a pique dificultaron en extremo las inmersiones de los buzos.

Todas las hipótesis hacían pensar que los desaparecidos se encontraban atrapados dentro del barco, con esperanzas menguantes según avanzaba el día de sacarlos con vida. Los trabajos de rescate quedaron suspendidos a las 18.00 horas. La relación de desaparecidos es la siguiente: los gallegos Manuel María Tajes Lestón y Lucas José Mayo Abeijón, el asturiano Marcos del Agua Chacón, el portugués Víctor José Farinhas Braga y los indonesios Wasito y Suherman. Sus familiares hacen guardia esperando un milagro.

GOZÓN DECLARARÁ TRES DÍAS DE LUTO POR LA TRAGEDIA

El Ayuntamiento de Gozón ha convocado para mañana un pleno extraordinario en el que el Consistorio mostrará su solidaridad con los familiares de las víctimas y declarará tres días de luto oficial por la tragedia.

http://www.lne.es/aviles/2014/03/12/buzos-especializados-acceso-cuevas-incorporan/1555508.html
Mañana será un día clave en el rescate del "Santa Ana" por el buen estado de la mar
Un equipo de buzos del Servicio Salvamento y otro de los GEAS de la Guardia Civil han realizado sendas inmersiones de aproximación el barco
12.03.2014 | 21:16

M. MANCISIDOR/ A. P. GIÓN Cuatro buzos, dos de Salvamento Martítimo y dos del Grupo de Actividades Subacuáticas de La Guardia Civil, se han sumergido esta tarde de nuevo en el entorno de la isla de La Erbosa, en el Cabo Peñas, para inspeccionar el Santa Ana. El estado de la mar se presentaba complicado en la zona y en un principio la inmersión no estaba programada pero finalmente los especialistas han decidido lanzarse al agua.

Fue esta mañana cuando un equipo de seis buceadores de Salvameno Marítimo realizó una primera inmersión en torno al pecio del pesquero "Santa Ana" para evaluar la situación del mismo y determinar las acciones a llevar a cabo.

Los trabajos de rescate se centran sobre todo en estabilizar el barco. El objetivo del equipo de Salvamento era enhebrar un alambre a una gatera de la proa, que en ocasiones emerge a la superficie, y el del GEAS, enganchar un cabo a la zona de los carreteletes, que es el punto más fuerte de la estructura de la embarcación.

Tras dos intentos no ha sido posible, pero haber logrado aproximarse les hace ser más optimistas a los equipos de salvamento, que creen que mañana pueda darse un avance más significativo.

Paralelamente, se está haciendo un balizamiento del lecho marino cercano al pecio para inspeccionar un posible camino lo más expedido posible, en caso de que el pecio tenga que ser arrastrado hasta la orilla, posibilidad que no se descarta.

Así, el operativo afronta mañana un día clave por un mejor estado de la mar y por los avances de aproximación al pecio logrados en las últimas horas.

Aunque el capitán marítimo de Avilés, Licinio Alonso de la Torre, ha indicado que "es muy difícil dar plazos", sí ha confirmado que la evolución del clima permitirá que el barco se mueva menos y que, por lo tanto, aumenten las posibilidades de estabilizarlo.

No obstante, Salvamento Marítimo reconoce que las operaciones en el casco del pesquero son muy complejas puesto que la visibilidad en la zona de inmersión es muy reducida. Además, añade, la aproximación de los buceadores al arrastrero es peligrosa por las fuertes corrientes y aparejos que rodean al pecio, y al continuo balanceo por la acciones de las rompientes.

Llegan a Asturias 14 buceadores de los GEAS

Ya están en Asturias los 14 buceadores de los GEAS (Grupo Especial de Actividades Subacuáticas) especialistas en intervenciones en espacios confinados. El Equipo de Buceo Técnico Avanzado a Gran Profundidad de la Guardia Civil estará dotado de un robot de exploración y una cámara hiperbárica móvil.

El grupo de alta especialización, creado en 2010, está compuesto por expertos en buceo a gran profundidad destinados en los GEAS de Barcelona, l'Estartit (Girona), Madrid, Valladolid y Huesca, y son los únicos submarinistas capacitados para bajar a 100 metros de profundidad. Para ello utilizan en las botellas una mezcla de tres gases, oxígeno, nitrógeno y helio, que les permite estar quince minutos en grandes fondos. Además, cuentan para sus operaciones con una cámara hiperbárica móvil y un robot de exploración.

Se trata del mismo equipo que llevó a cabo las labores de recuperación de los tripulantes del ultraligero desaparecido el pasado 22 de diciembre y que fueron localizados el 12 de enero sumergidos a 87 metros de profundidad en aguas de la provincia de Girona.

LA NIEBLA Y LAS CORRIENTES COMPLICARON EL OPERATIVO AYER

El cabo Peñas amaneció ayer oculto por la niebla, presagio ya de una jornada complicada para los equipos de rescate, que comenzaron a llegar al entorno de La Erbosa pasadas las nueve de la mañana. A las 9.35 horas partió hacia la zona del naufragio la embarcación Salvamar Rigel con un equipo de cuatro buceadores de Salvamento Marítimo y un técnico de Operaciones Especiales de la Base Estratégica de Fene. Ya en la zona analizaron la posibilidad de acceder al interior del pesquero puesto que la operación de inmersión es compleja debido a las fuertes corrientes y los embates del mar en la zona.

Dos buceadores de Salvamento Marítimo consiguieron hacer una primera inmersión a la una menos cuarto de la tarde para evaluar la situación del pesquero, que permanece hundido- sólo es visible la proa- junto al peñasco conocido como Corberona, a escasos metros de la isla de La Erbosa.

Los buceadores consiguieron descender hasta los treinta metros de profundidad y se aproximaron a unos cuatro metros del casco del buque. Allí comprobaron que la visibilidad era nula (caminaban por el fondo cogidos de la mano y ni siquiera se veían el uno al otro) y dada la peligrosidad de la inspección, ésta quedó aplazada para hoy. En la zona del naufragio se dan fuertes corrientes y los aparejos del pesquero (un kilómetro de red) entrañan dificultad para la aproximación de los buceadores. Además, y según explicó Salvamento Marítimo, el "Santa Ana" está inestable con un continuo balanceo por la acción de la rompiente. Y el principal objetivo es evaluar la situación del buque y su estabilidad para acceder al mismo en condiciones de seguridad.

El Centro de Coordinación de Salvamento mantuvo desplegado hasta el ocaso el dispositivo de búsqueda marítimo y aéreo, que abarca la zona comprendida desde la isla de La Erbosa hasta unas diez millas alrededor. A lo largo del día se fueron uniendo al rastreo el Guardamar Concepción Arenal, el Helimer 203, dos patrulleras de la Guardia Civil y el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (Geas) y una embarcación de Cruz Roja.

Los trabajos volvieron a generar gran expectación en el entorno del Cabo Peñas, donde decenas de personas siguieron a pie de acantilado los movimientos de los equipos de rescate bajo el sol que sucedió a la intensa niebla de las primeras horas de la jornada.

El capitán marítimo de Avilés, Licinio Alonso de la Torre, compareció ante los medios de comunicación en dos ocasiones para informar sobre la evolución de los trabajos, incidió en la nula visibilidad bajo el agua y advirtió de que se trata de "una operación a largo plazo". "Los buzos han conseguido bajar por primera vez pero han comprobado que la situación es muy turbia, no hay ninguna visibilidad. Han sentido que el barco está agarrado de popa y que está haciendo un movimiento parecido a una peonza, una situación muy peligrosa para cualquier actividad de buceo", señaló Alonso de la Torre, que subrayó que "para analizar cualquier operación resulta imprescindible el reconocimiento del casco de la embarcación".

En cuanto a la opción de reflotar el "Santa Ana", el capitán marítimo señaló: "Existe esa posibilidad y hay medios para ello, pero estas son operaciones a largo plazo, de unos dos meses desde que se inicia la operación hasta que concluye". "Y lo primero", insistió, "es reconocer el casco".

El pesquero abanderado en Portugal llevaba a bordo unos 15.000 litros de gasoil y unos 200 litros de aceite, según explicó el armador a los coordinadores de la operación. "Es una sustancia volátil, no contaminante (como el fuel o el alquitrán). El armador cree que ya se ha esparcido todo y que no se ha producido contaminación fuerte, ni siquiera visible", concluyó.

http://www.lne.es/aviles/2014/03/14/abrimos-puerta-cayo-armario-casa/1556607.html
Recuperan el cuerpo de uno de los seis desaparecidos en el naufragio del "Santa Ana"
El cadáver de Lucas José Mayo Abeijón estaba en una sala entre la cocina y el comedor- Los equipos de la Guardia Civil y de Salvamento Marítimo accedieron al barco por una trampilla - Siguen las labores de búsqueda
14.03.2014 | 21:17

Amaya P. GIÓN | M. MANCISIDOR Hoy, a las 14.40 horas, los buzos de la Guardia Civil y de Salvamento Marítimo (Sasemar) han conseguido recuperar el cuerpo de uno de los seis desaparecidos en el naufragio registrado en la madrugada del pasado lunes frente al Cabo Peñas. Empieza a verse así, el final de esta tragedia, que se alargó injustamente por las malas condiciones del mar. Los equipos de rescate llevaban toda la semana intentendo entrar el el barco, y al fin lo han conseguido despúes del duro día de ayer para estabilizar el pesquero. Los trabajos continúan todo el día para recuperar el resto de cuerpos, que según creen desde el operativo de rescate, también se encuentran atrapados en el "Santa Ana", aunque no lo aseguran por lo que continúan las operaciones de rastreo en superficie.

Los buzos accedieron al pesquero por una trampilla de acceso al parque de pesca, entre los dos carreteles y hallaron el cuerpo de Lucas José Mayo, uno de los marineros del arrastrero, cuyo cuerpo estaba en una sala entre la cocina y el comedor. Los buzos no han entrado en ninguno de los cinco camarotes del Santa Ana. Según han confirmado en rueda de prensa los equipos de rescate, no han visto ningún otro cuerpo en el interior, lo que no quiere decir que no estén, por lo que se intensificarán los trabajos con medios aéreos. Los buzos se encontraron en el interior del barco con "una cantidad ingente de objetos de todo tipo", entre ellos 2.000 cajas de pesca.

Los cinco desaparecidos que se buscan ahora son son Manuel María Tajes Lestón (primer mecánico), Suherman (mecánico), Víctor José Farinhas Braga (contramaestre), Wasito (marinero) y el asturiano Marcos del Agua Chacón (alumno en prácticas). Los cadáveres de Francisco Gomes Fragateiro y Manuel Indalecio Mayo-Brea fueron localizados el lunes por la mañana. El único superviviente es el gallego Manuel Simal Sande.

EL INTERIOR DEL SANTA ANA, "COMO UNA CASA PATAS ARRIBA"

"Coja su casa y póngala patas arriba, eso nos encontramos ahí dentro, y encima flotando". Así de gráfico fue ayer el capitán Carlos Martínez, del grupo de especialistas en actividades subacuáticas de la Guardia Civil (GEAS), en su descripción del escenario que se encontraron los buceadores cuando intentaron acceder al interior del "Santa Ana" tras conseguir estabilizar la embarcación. Precisamente los trabajos se centraron ayer en la fijación del arrastrero para que los buzos puedan entrar en el barco siniestrado en condiciones de seguridad.
Lo más importante y necesario era conseguir inmovilizar el barco, asegurar su estabilización, trabajos que se desarrollaron ayer.

Los equipos de rescate consiguieron concluir esta operación ayer por la tarde y tras dos actuaciones que tenían un único objetivo: desplazar el pesquero hasta conseguir que estuviese inmovilizado. En la primera se realizó una sujeción entre los carreteles (el carrete donde va enrollada la red de pesca) y el remolcador Alonso de Chaves. "Después de aplicar una carga de tiro de entre 15 y 20 toneladas, ese tren de remolque se rompió porque el sistema donde iba arraigado tenía unos cantos muy vivos, y rompió rápidamente", explicó el responsable de la división de operaciones de Sasemar, Joaquín Maceiras.

A continuación se procedió a otra disposición de remolque, y con una cadena más resistente. En este caso el anclaje al "Santa Ana" se realizó en una gatera de estribor de la cubierta de proa. "Esta operación nos daba más capacidad de tiro para comprobar la estabilidad del pecio. Estuvimos trabajando en ese tiro durante media hora, con una carga de rotura de unas cincuenta toneladas. Se tiró hasta romper la cadena", añadió Maceiras. "La rotura de la cadena ha sido provocada. La mejor forma de saber si el barco está estable es rompiendo la cadena con el remolcador", añadió el capitán Carlos Martínez.

El "Santa Ana" sigue con la popa apoyada en el fondo frente a Peñas, encajado en una grieta (lo que se consiguió en la primera operación realizada ayer), a costado de babor y sujeto (lo que se comprobó en la segunda operación). En tierra esperan sus familiares, destrozados por una tragedia a la que ahora se suma la espera por la localización de los suyos. La esperanza de todos está en que los cuerpos se encuentren en el interior de la jaula en que se convirtió el "Santa Ana".
A ver cómo termina la cosa.

Actualización a 17/03/2014:
http://www.lne.es/aviles/2014/03/17/fracasa-primer-abrir-casco-barco/1557838.html
Los buzos logran rescatar dos cuerpos del "Santa Ana", uno de ellos el del marinero asturiano Marcos del Agua Chacón
Los cadáveres fueron hallados hacia las 14:15 horas en la zona de popa | Siguen desaparecidos el mecánico gallego Manuel María Tajes y el contramaestre portugués Víctor José Farinhas Braga
17.03.2014 | 17:48

M. MANCISIDOR / F. L. J. Los buzos, que han reiniciado esta mañana las inmersiones para intentar acceder al Santa Ana, han rescatado dos de los cadáveres de los marineros que aún permanencían en su interior. Supuestamente, quedarían por extraer del bote dos miembros de la tripulación de nueve que iba a bordo en el momento del accidente del que sobrevivió un solo hombre.

Las identidades de los cuerpos, recuperados hacia las 14:15 horas en la zona de popa, corresponden al asturiano Marcos del Agua Chacón y a un hombre aún sin identificar que podría ser el otro indonesio que iba en el barco, conocido como "Wasito".

Del Agua, ovetense de 28 años, había embarcado en el pesquero tan sólo unas horas antes del fatal desenlace para realizar prácticas como estudiante de FP, ya que cursaba el módulo de grado medio de Pesca y Transporte Marítimo en la Escuela de Formacion Profesional Náutico Pesquera de Gijón.

Siguen desaparecidos el gallego Manuel María Tajes (mecánico) y el contramaestre portugués Víctor José Farinhas Braga.

Problemas al agujerear el casco
"Todo va bien; en una hora la apertura del casco estará terminada", sentenció ayer, a eso de las 3 de la tarde, el director de operaciones de Salvamento Marítimo, Joaquín Maceiras, en alusión al plan de hacer un boquete en el casco del "Santa Ana" con una lanza térmica para acceder a los cinco camarotes del arrastrero que embarrancó hace hoy una semana en el cabo Peñas y donde se creía que estaban los cuerpos de los cuatro tripulantes aún desaparecidos. Sólo unos minutos después, dicha máquina falló y la operación se frustró para desolación de las familias de Manuel María Tajes Lestón, Víctor José Farinhas Braga, Wasito y el ovetense Marcos del Agua. Hoy ya han conseguido realizar el boquete y las labores de búsqueda continúan.

"En la última fase de la operación, cuando ya habíamos localizado una cuaderna (costilla del barco) y se iba a proceder a cortarla vimos que el ángulo de ataque de la lanza no era el correcto y la pareja de buceadores tuvo un pequeño problema", destacó Maceiras. Uno de los submaristas rompió el traje y estuvo "próximo a la hipotermia". La temperatura del agua es de 11 grados centígrados. La máquina, agregó, sufrió daños por el "roce con las rocas". La previsión de Maceiras es continuar hoy los trabajos con un nuevo equipo -la previsión anoche era recibirlo esta madrugada- para acabar de abrir el boquete en el casco, concretamente en el segundo camarote de la parte de estribor mirando desde la proa, el que habitualmente ocupa el contramaestre. "Todo indica que los tripulantes están en los camarotes, pero buscaremos a los marineros en cualquier sitio donde pueda estar una persona", manifestó.

Críticas de los familiares de Marcos del Agua
La familia del ovetense Marcos del Agua Chacón realizó ayer unas declaraciones en las que afirmaba que "aún se puede hacer más". Hugo Bayón, en nombre de los asturianos, mostró la pasada noche su malestar. "Sentimos vergüenza porque creemos que las operaciones de rescate no se están gestionando de la manera que todos desearíamos: han pasado minutos, horas, días y hoy, una semana. Tenemos el derecho a sentirnos completamente avergonzados por la gestión que se está realizando", dijo. Añadió al respecto: "Nadie duda de la profesionalidad de los buzos que se juegan el tipo ahí abajo, pero ponemos en entredicho a los gestores, a los que pedimos que den la cara". Bayón recalcó que el "Santa Ana" es un arrastrero de 34 metros de eslora "No es un "Costa Concordia" ni un petrolero", señaló, y exigió respuestas en nombre de la familia Del Agua Chacón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario